sábado, 24 de julio de 2010

Como Manejar El Enfado, 1ra. Parte


En esta ocasión, voy a compartirles un artículo en varias entregas, de la autoría del psicólogo español Sergio Huguet, quien es Director del Instituto de Terapia Gestalt de Valencia.


Tratar este tema en este preciso es muy oportuno, tomando en cuenta la poca tolerancia y la actitud agresiva que ha adoptado la gente en su diario vivir. Ojalá estas palabras del Sr. Huguet, que transmito en esta página sirvan para hacer una diferencia positiva en quienes tengan la oportunidad de leerlas.


¨Enfadarse no cuesta nada, pero gestionar el enfado es una tarea compleja. Sin embargo, si dominamos ciertas habilidades, un enfado puede ser la oportunidad para conocernos más a nosotros mismos y para acercarnos a los demás.


Todo el mundo puede enfadarse; esto es fácil. Pero enfadarse con la persona adecuada, con la intensidad correcta, en el momento oportuno, por el motivo justo y de un modo eficaz ya no lo es tanto, decía hace ya más de veinte siglos el filósofo griego Aristóteles. Quizá por eso una de las cosas que mejor muestra el carácter de una persona es su forma de proceder ante las ofensas padecidas. Dime cómo respondes ante una ofensa, cómo manejas tu agresividad, y te diré cómo eres.


Cuentan que hubo una vez, en la antigua China, un guerrero que formó un gran ejército. Con él iba conquistando todas y cada una de las ciudades por las que pasaba, sembrando muerte y desolación por doquier. Su fama llegó a causar tal pánico entre las gentes que, antes de que llegara con su ejército, todos los ciudadanos desaparecían sin ofrecer ninguna resistencia y dejando sus bienes a merced de los saqueadores. Un día, el guerrero entró en una de las ciudades y, cuando se acercó al templo para tomar el oro que allí pudiera haber, se sorprendió al ver a un monje de pie meditando tranquilamente.


El guerrero, ofendido ante lo que entendía como una muestra de arrogancia, se acercó al monje y, apuntándole con su espada en el cuello, le preguntó:


¿Acaso no sabes quién soy yo? - Sí - le contestó humildemente el monje.

- Así pues, ¿no sabes que soy alguien capaz de cortarta de un tajo el cuello y ni siquiera pestañar mientras lo hago?

- Y tú, ¿no sabes quién soy yo? - le preguntó el monje sin levantar la mirada del suelo.

El guerrero, profundamente desconcertado, le preguntó con un cierto temblor en la voz: - ¿Y...quién eres tú?

Entonces, el monje levantó la cabeza y fijó sus ojos en los del guerrero y le dijo:

-¿No sabes que yo soy alguien capaz de dejar que me cortes el cuello y ni siquiera pestañear mientras lo haces?


Siempre me ha resultado hermoso este cuento zen. El monje se mueve con gran sabiduría ante el guerrero. No huye, permanece en su lugar defendiendo lo que es suyo. No se deja intimidar por la fama del guerrero. Sabe que, detrás de su fiereza, no hay más que un hombre temeroso y arrogante. Asume el desafío del guerrero cuando este le pone la espada en el cuello, y lo resuelve sin utilizar la violencia, solo con el filo de su palabra.


Toda la fuerza del monje radica en que se convierte en una lección para el guerrero, y para todos nosotros, pues le enseña que blandir la espada sobre su cuello y cortarlo sin pestañear no es ningún mérito. La auténtica proeza es no pestañear, permanecer firme y sereno, ante la amenaza del guerrero. ¿Acaso el guerrero sería capaz de actuar así?


Todos nos encontramos con guerreros saqueadores y ofensivos en nuestro día a día, pero hay muchas personas que no siempre saben asumir el desafío ni defender su lugar. En muchas ocasiones, huyen como los ciudadanos del cuento y se tragan todo el enfado y la agresividad que sienten, la cual acaba arremolinándose en su interior, volviéndose en su contra y convirtiéndose en una autoagresión.¨


Seguiremos con el resto de este interesante artículo la próxima semana...

miércoles, 21 de julio de 2010

Los principios básicos para lograr una autoestima plena, 2da. Parte


Continuando con el tema de la autoestima, aquí les traigo la segunda parte prometida, la cual extraje del libro "Amor al Trabajo", de Jack Canfield y Jacqueline Miller.

"Si se encuentra en un periodo de transición, éstos son algunos consejos adicionales:

1. Hablése a sí mismo con amabilidad y afecto.

2. Confíe en su voz interior y en su intuición.

3. Comprométase a desarrollar todo su potencial y su creatividad.

4. Perdónese a sí mismo. Libérese de esa sensación de culpabilidad.

5. Diviértase. Si no siente ganas de sonreír, de todos modos sonría. Ya se le ocurrirá algo.

6. Sepa cuándo decir sí y cuándo decir no.

7. Acepte el afecto y los cumplidos de otras personas. Permita que los demás sean sus amigos durante estos tiempos de desafío. Tiene derecho de esperar que otras personas lo traten con dignidad y respeto, pero empiece primero tratándose a sí mismo de esa manera.

8. Elija no quejarse. Es dañino para usted y para las personas que lo rodean.

9. Incremente su alegría de vivir momento a momento, sin que tenga que suceder algo especial.

Recuerde que las actitudes son contagiosas y que no hay nada más atractivo (o utilizable) que un ser humano naturalmente feliz, realizado y lleno de vida. Las dificultados de la vida tienen la intención de mejorarnos, no de amargarnos.

10. Piense y actúe en forma positiva.
11. Dése crédito por los trabajos bien hechos.

12. Hable diariamente con sus personas favoritas.

13. Planee por adelantado, pero sea flexible.

14. Haga ejercicio y relájese.

15. Elija no perder su presente precioso con culpa por el pasado o con preocupación por el futuro. Recuerde, nos movemos hacia adelante y llegamos a ser como esa imagen de nuestro mundo que predomina en nuestra mente.

16. Se necesita menos energía para completar una tarea desagradable ¨en el momento¨, que para preocuparse por ella todo el día.

17. Elija no asociarse con personas negativas.

18. Vigile su dieta. Mantgenga una nutrición adecuada.

19. Comprenda que los días festivos, las vacaciones y los pasatiempos son importantes.

20. Planee hacer algo hoy, que le proporcione energía; algo que le guste hacer, algo sólo para usted.

21. Sea un "buen descubridor" y no un "mal descubridor". Atrápese y atrape a los demás en el acto de hacer las cosas en forma correcta."

Te dejo esta reflexión final, que no es sacada del libro:

"Mientras los cimientos de tu autoestima no sean lo suficientemente fuertes, será imposible que puedas brindar un amor de calidad hacia otras personas" . Isabel Rodríguez Peña





sábado, 17 de julio de 2010

Los principios básicos para lograr una autoestima plena, 1ra. Parte


La autoestima o falta de la misma es un tema que siempre está sobre el tapete en nuestra vida cotidiana, por lo que siempre se escribirá sobre la misma. Esto es así por el gran impacto que produce la falta de autoestima en nuestras relaciones personales y laborales. Aquí comparto unos principios básicos para alcanzar una autoestima plena, los cuales encontré en el libro que he estado leyendo recientemente ¨Amor al Trabajo¨de Jack Canfield y Jacqueline Miller.

1. Reconozca que es hermoso y único así como es; el yo único y mejor que ha habido.

2. No crea que tiene que compararse con otras personas. Solo compita con su mejor yo. Competir contra otros no es sólo la llave hacia la mediocridad, sino que también puede dañar mucho su nivel de autoestima.

3. Reconozca que su valor es innato y que no está determinado por las acciones y las decisiones. Tal vez pierda un empleo, más no es un perdedor. Quizá fracase en un proyecto, pero no es un fracasado.

4. Acepte el 100% de la responsabilidad por sus elecciones y decisiones, positivas o negativas, con sus reacciones o respuestas ante lo que sucede en su mundo. Las circunstancias y otras personas no lo ponen tenso; sólo usted puede ponerse tenso. (¿Se siente cómodo con esa idea o esa idea lo pone tenso?).

5. Reconozca que los errores son escalones hacia el logro. Si lo despiden o desplazan de su trabajo, dése la oportunidad de aprender de sus errores mientras busca un nuevo empleo, retroceda en busca de un rango avanzado, etc. Durante los tiempos de cambio, puede ser que su cociente de actitud sea más importante que su cociente de inteligencia.

6. Tal vez sería sabio adoptar la actitud de Thomas Edison, cuando le preguntaron si se sentía un fracasado después de 25,000 intentos sin éxito para almacenar la electricidad en una caja, lo que finalmente se convertiría en la batería eléctrica. Su respuesta fue: Nunca nos percibimos como un fracaso en Edison Inventions, Inc. Tenemos inicios falsos, demoras temporales, errores de aprendizaje. Básicamente, nuestro enfoque a estos 25,000 intentos es que hemos descubierto 25,000 formas diferentes, hasta el momento, para no almacenar la electricidad. Debemos estar acercándonos a un descubrimiento. Esa actitud será un buen presagio.

7. Disfrute cada día a la vez, reconociendo que la vida es un viaje para vivirlo momento a momento. Hay ladrones gemelos que le robarán su efectividad hoy y dañarán su autoestima. Esos ladrones son a) el ayer, que es historia antigua y b) el mañana, que es una nota promisoria y garantía para nadie. Espero que no crea en la psicología de la década de los setenta, que intentaba convencernos de que hoy es el primer día del resto de nuestras vidas. Si alguna vez ha tomado una clase de lógica o de epistemología, está consciente de que la falla fatal de esta teoría es que ninguno de nosotros tiene garantía por el resto de la vida. Aprender a vivir el día de hoy y celebrar cada día dcon una actitud de gratitud es muy digno. Mark Twain dijo en una ocasión: Vivan cada día de tal manera que si murieran hoy, incluso el encargado de la funeraria estaría triste. Deténgase y huela las rosas.

8. Elógiese mucho por el esfuerzo. Elogie las retribuciones, incluso cuando las cosas no van bien.


Este artículo tendrá una segunda parte, con consejos para personas que se encuentran en una etapa de transición en su vida.

sábado, 10 de julio de 2010

Vamos a hacer este blog un poco mas interactivo

Hola amigos y amigas, mi musa para escribir ha estado un poco lenta en estos dias, asi que me gustaría hacer de este blog algo un poco mas interactivo. Me gustaria que me comenten cuales temas les gustaría leer por aquí, o de cuales temas desean que yo escriba o investigue para compartir en esta página, que ya no es mía sola, sino de todo el que me ha hecho el honor de visitarla, leerla o seguirla. Gracias por el apoyo y los comentarios que hasta ahora me han brindado y se les quiere mucho!