lunes, 24 de enero de 2011

¿Tiene usted experiencia?


Un excelente y aleccionador mensaje que recibí para compartir con los amigos lectores y seguir alimentando nuestra alma.


En un proceso de selección de personal para la VOLKSWAGEN los candidatos debían responder a la pregunta: "¿Tiene Usted experiencia?" La redacción a continuación transcrita fue efectuada por uno de los participantes. Él fue aceptado y su respuesta se ha convertido en leyenda. Con seguridad él siempre será recordado por su creatividad, su poesía y sobre todo por su alma.


RESPUESTA:


Le he hecho cosquillas a mi hermana para que dejara de llorar, me he quemado jugando con una vela, también he soplado una "bomba" de chicle hasta que ella estalle en mi rostro, he conversado frente al espejo y hasta he jugado a ser brujo.
He querido ser astronauta, violinista, mago, cazador y trapecista. Me he escondido detrás de una cortina, pero olvidándome los pies por fuera. Ya he realizado "inocentadas" por teléfono. Me he mojado bajo la lluvia y he acabado encantado de ello.

Ya he robado un beso, he confundido sentimientos, he tomado el atajo equivocado y he continuado andando por lo desconocido. Ya he raspado el fondo de una olla de arroz por el "cocolón", me he lastimado haciendo la barba al apuro y he llorado escuchando música en un autobús. He intentado olvidar a algunas personas pero descubrí que ellas son las más difíciles de olvidar.


He subido a escondidas al tejado para intentar alcanzar estrellas, también he subido a un árbol para robar una fruta y he caído de la escalera de nalgas. He jurado amor eterno, he escrito en la pared de la escuela, he llorado sentado en el suelo del baño, he huido de casa "para siempre" y he vuelto en un momento. He corrido para no dejar que una persona llore y he quedado solo, en medio de mil personas, sintiendo la ausencia de una sola persona.

He visto la puesta de sol color rosa y anaranjado, me he lanzado a una piscina sin el deseo de volver, he tomado whisky hasta sentir adormecidos mis labios y he observado a la ciudad desde el aire y aún así no he encontrado mi lugar en ella. He sentido miedo a la oscuridad, he temblado de nervios y hasta casi he muerto de amor pero he resucitado para mirar la sonrisa de alguien especial.


Me he despertado en medio de la noche y con temor a levantarme. He apostado a correr desnudo por la calle, he gritado de felicidad, he robado rosas en un gran jardín. Me he enamorado y he pensado que era para siempre, pero siempre era un "para siempre" a medias. Me he recostado en el césped por la madrugada y he visto a la Luna tornarse en Sol, he llorado la partida de mis amigos y he descubierto que luego ellos regresan nuevos y que la vida no es sino un ir y volver sin sentido.


Han sido tantas cosas realizadas, momentos fotografiados por el lente de la emoción guardados en un baúl llamado oración. Y ahora un formulario me interroga, me empuja contra la pared y me grita "¿Tiene Usted experiencia?"


Esa pregunta resuena en mi cerebro: experiencia...experiencia.
¿Será que ser un "sembrador de sonrisas" no es una buena experiencia? No, tal vez no sepan aún de sueños e ideales.
Ahora me gustaría averiguar una pequeña cosa a quién formula esa pregunta:
¿Experiencia? ¿Quién la tiene?
Si a cada momento todo se renueva y cambia, si cada día es un constante aprendizaje.