domingo, 28 de agosto de 2011

Modales, donde están que no los veo?

Recuerdo que hace muchos años, quien fuera en ese entonces mi profesora de violín me enseñó una frase que había visto en algún lugar, y la recuerdo cada vez que soy testigo de la falta de cortesía y modales que estamos viviendo en la actualidad.

Es agradable ser importante, pero es mucho más importante ser agradable

No sé quien fue el autor de esas palabras, pero me atrevo a decir que habló por mil años, por la importante lección que guarda. Buenos Días, Buenas Tardes, Por Favor, Gracias, Permiso, Salud!, no son palabras desconocidas, pero aparentemente muchas personas las han olvidado, porque ya no las dicen. 

Cuantas veces nos hemos encontrado en un ascensor, y las personas que lo abordan no saludan, o quienes necesitan salir de él no dicen ni siquiera permiso, sino "déjeme salir", o peor aún, te empujan!

También en muchas ocasiones, tienes un gesto de cortesía con alguien, por ejemplo, levantando algo que se le cayó, o le cedes el paso en la calle y ni las gracias te dan, aunque sea entre dientes!

Me pregunto cual será la causa de este fenómeno tan desagradable, puesto que la cortesía es algo que no cuesta nada, pero vale mucho y ponerla en práctica no requiere mucho esfuerzo, es decir, "no se le va a caer un pedazo de su cuerpo si utiliza la palabra "por favor", o "gracias ". Además, produce una agradable sensación en nuestro interior cuando cualquier gesto amable que manifestemos se expande hacia nuestro entorno.

No sé si es porque estamos viviendo tan de prisa, como en piloto automático, que obviamos las reglas básicas de los buenos modales, o peor aún, si es que en nuestros hogares no se está inculcando esto que es tan esencial para vivir de forma civilizada y en armonía, para que la convivencia entre todos sea mucho más placentera y llevadera.

No permitamos que todo se vuelva una selva, por que eso mismo son las personas maleducadas, puros salvajes, puesto que hay animales con mejores hábitos y educación que ellos (mi perrita puede dar cátedra de eso, gracias!).

Aportemos nuestro granito de arena ante esta situación que provoca impotencia y rabia, dando nosotros el ejemplo de que recibimos educación de hogar, y hagamos ver con nuestras acciones a estas personas, que se están conduciendo mal, a ver si así las cosas cambian y no se siguen deteriorando más.

Procuremos enfocarnos más en ser agradables y corteses, que en buscar ser importantes, porque con una actitud educada y amable con los demás, el ser importante vendrá por añadidura.





lunes, 22 de agosto de 2011

Frases célebres sobre la familia

Encontré un interesante libro, que recopila frases de autores famosos, y se llama 1001 citas y frases ingeniosas sobre La Familia y Los Amigos. El autor del libro es Gregorio Doval. Hoy quiero compartir algunas de esas citas con ustedes.

1. El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día. Orlando Aloysius Battista

2. No sabemos como es el amor de un padre o de una madre hasta que llegamos a ser padre o madre. Henry Ward Beecher

3. Si usted quiere que sus hijos tengan los pies sobre la tierra, colóqueles alguna responsabilidad sobre los hombros. Abigail Van Buren

4. Podrían engendrarse hijos educados si lo estuvieran los padres. Johann Wolfgang Goethe

5. Hay un solo niño bello en el mundo, y cada madre lo tiene. Raymond Michel

6. El problema con la familia es que los hijos abandonan un día la infancia, pero los padres nunca dejan la paternidad. Osho

7. Se sabe que los niños han crecido cuando comienzan a hacer preguntas que tienen respuestas. John J. Plomp

8. Los hijos son educados como si debiesen ser hijos toda la vida, sin pensar en absoluto en que se convertirán en padres. August Stringberg

9. Hay dos cosas en esta vida para las que nunca estamos bien preparados: los mellizos. Anónimo

10. Solo cuando meditamos lo que nos cuestan los hijos, empezamos a darnos cuenta de la deuda que tenemos contraída con nuestros padres. Anónimo



sábado, 20 de agosto de 2011

¿Es malo ser bueno?

Suena curiosa esta pregunta, ¿verdad? Se supone que ser bueno, debe ser bueno, valga la redundancia. Pero al parecer, con la pérdida de valores que cada día estamos experimentando en nuestra sociedad y en el resto del mundo, destacarse positivamente en cualquier cosa que hagamos es sinónimo de problemas con quienes nos rodean. Existen personas que no saben tolerar el éxito del otro, por lo que buscan la forma de opacarlo de algún modo. ¿No sería mejor, que copiaran la actitud de la persona triunfadora, para que también disfrute de ese éxito?

No se puede dejar de brillar, de ser emprendedores y luchadores, enfocados hacia un objetivo, por temor a que otros se sienta opacados, o se sientan menospreciados. Eso es rendirle culto a la mediocridad, lo cual es algo que no nos podemos dar el lujo de hacer. Si el otro se quiere quedar estancado en su zona de confort, pero le molesta que tu te esfuerces por salir de ella y rompas las barreras, ese es su problema, no el tuyo!

Todo aquel que desee salir del montón, hacer algo diferente, que agregue valor, adelante!!! No te preocupes por el que dirán. Siempre habrá personas envidiosas y mediocres en el camino, que intentarán distraerte de tus objetivos, pero está en tí tener la fuerza suficiente de ponerlos en su lugar, de forma civilizada, y seguir tu sendero hacia esas metas que te has planteado.

Sin importar los obstáculos que se te presenten en el camino, no dejes de iluminar a otros con tu luz, comparte todo lo que sabes, porque el conocimiento no compartido es como agua estancada que se pudre porque no fluye para alimentar a los demás.

Si en caso contrario, eres un detractor de personas que se destacan, por favor revisa tu interior y haz un esfuerzo por sacar lo mejor de ti, para ponerlo al servicio de los demás, y que brilles con luz propia.

Aqui te comparto algunas frases alegóricas al éxito, expresadas por diversos autores:

El éxito es alcanzado para aquellos que no saben que el fracaso es inevitable. - Coco Chanel

El éxito llega para aquellos que están ocupados buscándolo. - Henry Thoreau

Tu éxito estará determinado por la calidad de ideas que sugieras. - Brian Tracy. Las cien reglas infalibles para obtener el éxito empresarial


El éxito consiste en hacer cosas ordinarias de manera extraordinaria. - Jim Rohn

El éxito no es mágico ni misterioso. Es una consecuencia natural de aplicar consistentemente los fundamentos básicos. - Jim Rohn

El éxito no es algo que encontramos, es algo que atraemos como consecuencia de la persona en la que nos convertimos. - Jim Rohn

Si quieres ser exitoso , encuentra a alguien que lo haya sido y haz lo mismo que ellos hicieron y conseguiras los mismos resultados. - Anthony Robbins



El éxito es la utilización máxima de la habilidad que tienes. - Zig Ziglar. Pequeño Libro De Instrucciones Del Exito

El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que haces seras exitoso. - Albert Schweitzer.

El éxito es simplemente la aplicacion diaria de la disciplina. - Jim Rohn





domingo, 14 de agosto de 2011

Cómo quieres vivir tu vida?

¿Te has puesto a pensar en como quieres vivir tu vida realmente? Es muy fácil dejarnos llevar por la rutina, por el estrés que tanto abunda en esta época, o dejarnos envolver en el torbellino de cosas que tenemos que manejar día a día.

Te pido que hagas una pausa para que reflexiones si de verdad te sientes a gusto viviendo así, si lo que haces te gusta y te llena, o si simplemente estás sobreviviendo. Es muy importante pensar ahora en esto que te estoy planteando, porque en base a las respuestas que encuentres, dependerá tu calidad de vida por el resto de tus días.

Resultaría muy triste que cuando llegues a una edad avanzada te des cuenta que tu vida pasó sin pena ni gloria, y que quedaron engavetados muchos sueños por cumplir, quizá por miedo a lanzarnos hacia lo desconocido, o porque nos aferramos inútilmente a nuestra zona de confort.

Para ayudarte a hacer este análisis, te haré las siguientes preguntas y recomendaciones, las cuales espero que te ayuden a encontrar la respuesta:

1. ¿Te sientes contento haciendo lo que haces actualmente para ganarte la vida? Si es algo que disfrutas, y no sientes como si fuera un trabajo, entonces estás en el camino correcto. En caso contrario, si resulta para ti un fastidio o una carga, te recomiendo que pienses larga y profundamente si es algo que deberías continuar haciendo.

2. Además de tu trabajo, ¿estás realizando otras cosas para hacer tu vida más placentera y emocionalmente equilibrada? Si es así, te felicito, porque no todo el mundo puede darse el lujo de decir lo mismo. Si en este momento tu rutina solo se circunscribe a ir del trabajo a la casa, atender la familia y hacer los deberes cotidianos, por favor revísate, porque no estás actuando sanamente y eso atenta contra tu salud emocional, física y espiritual.

3. Si te sientes estancado, que no avanzas y por más esfuerzos que haces no logras salir del mismo lugar, es tiempo de replantear tu vida por completo, y tomar decisiones radicales. Da un poco de miedo enfrentarse con esta realidad, pero a veces hay que partir desde cero para dar un giro de 180 grados a nuestra existencia y poder llevar a la realidad nuestros sueños.

Amigo o amiga, si en este momento no estás donde realmente quieres estar, no tienes lo que verdaderamente deseas, o no estás realizando las cosas que en verdad te gustan y te hacen sentir una persona feliz, por favor deténte, haz una lista de todas las cosas que disfrutas y trazáte un plan de acción para llegar a ellas, sin importar lo difícil o doloroso que sea el mismo, o los paradigmas que tengas que romper para alcanzarlos, porque de lo contrario, en un futuro será muy triste darte cuenta que la vida se te fue entre los dedos y que simplemente viviste por vivir.

Finalmente, recuerda que no podemos dar lo que no tenemos, por lo tanto, si realmente no eres feliz en la posición o lugar en que te encuentras en este momento de la vida, difícilmente podrás brindar felicidad y bienestar a los que te rodean.

miércoles, 3 de agosto de 2011

Nunca eres el último de la fila



Estamos viviendo tiempos difíciles, donde se conjugan muchos factores que nos crean estrés: conflictos de trabajo, problemas familiares, deudas, hasta la rutina misma. Si nos dejamos llevar de esa ola, podemos caer en una verdadera vorágine. Lo peor de todo, es que nos envolvemos tanto dentro de nuestros propios problemas, que entendemos que nuestro caso es el peor de todos, porque no nos tomamos el tiempo de ver el lado positivo o las cosas buenas que poseemos.



Muchas personas dieran lo que fuera por tener un trabajo del cual llegar cansados, una familia con quien discutir, o algo de dinero para gastar. No obstante, no todo el mundo tiene esa oportunidad, así que si miras detrás de tí, te darás cuenta que no eres el último de la fila, porque hay muchas otras personas con casos peores que los tuyos.



Personas sin hogar, sin trabajo, maltratadas o marginadas, enfermas, o con algún pariente cercano enfermo de gravedad, sin una familia que se preocupe por ellos, o alguien que simplemente los escuche.



Cuando observamos todo esto, debemos ser agradecidos por lo que tenemos, en lugar de lamentarnos por lo que no tenemos, y recordar que nunca debemos de dar por sentadas las bendiciones que recibimos diariamente, ni a las personas cercanas a nosotros, ya que todo esto puede desaparecer en un abrir y cerrar de ojos.



Te invito a salirte un poco de tu laberinto mental, para que puedas ver desde otra perspectiva las cosas, y te des cuenta de lo dichoso que eres en realidad. Recuerda que cualquier momento es bueno para ser agradecido, decirle a alguien que lo quieres, contar tus bendiciones o tenderle una mano amiga a alguien que se encuentra en una posición menos afortunada que la tuya.