sábado, 24 de abril de 2010

Soñar es Vivir


Aunque mucha gente no lo crea, los sueños deben formar parte esencial de nuestro diario vivir. Son ellos los que nos infunden energía para luchar por todo aquello que queremos lograr. Pienso que dejar de soñar es empezar a morir lentamente.


Si te pregunto que cantidad de tiempo en el día dedicas a soñar despierto, probablemente pensarás que me volví loca, pero te garantizo que si hacemos una pausa dentro de nuestro arrollante ritmo de vida, para dedicarnos a soñar un poco, la calidad de nuestra salud emocional fuera otra, mucho mejor.


¿Por qué lo veo así? Porque generalmente soñamos con cosas que queremos lograr, con estar en una situación mejor a la que estamos en el momento, o con personas que amamos, y todo eso nos llena de pensamientos positivos, que eventualmente van a redundar en acciones también positivas que nos llevarán a materializar todo lo que está plasmado en nuestra mente. La simple perspectiva de que algo que anhelamos pueda hacerse realidad nos lleva a hacer el esfuerzo necesario, cuando muchas veces queremos darnos por vencidos. Es como vivir en un permanente estado de anticipación ante algo maravilloso que está por llegar.


Y para que veas que no estoy sola con esta idea, te dejo unas cuantas frases de personajes que también le dieron a los sueños la importancia y el lugar que se merecen en la vida.


Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad. Héctor Tassinari


El mundo está en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños. Paulo Coelho


Los sueños no hacen daño a nadie si se trabaja detrás de ellos para hacerlos tan reales como sea posible. Frank W. Woolworth


Los sueños pueden ser realidades. Son lo que nos guía por la vida hacia una gran felicidad. Deborah Norville


Un hombre no envejece cuando se le arruga la piel sino cuando se arrugan sus sueños y sus esperanzas. Grafitti callejero