sábado, 25 de diciembre de 2010

Simplificando mi vida


Siempre que va a concluir el año, suceden cambios importantes en nosotros, tanto internos como externos, y el 2010 para mi no ha sido la excepción. Por razones que no ameritan ser comentadas aquí, en los próximos días estaré dejando el lugar donde viví durante los últimos cinco años. Un lugar que a nivel de espacio físico me quedaba realmente grande, y que encerraba un cúmulo de recuerdos que estoy lista para dejar atrás.


Es increíble como algo tan cotidiano como una mudanza puede traer a la mente tantas reflexiones y sentimientos encontrados: representa el final de algo que fue construido con mucha ilusión, pero que por causas del destino no pudo prosperar, pero a la vez, significa la oportunidad de comenzar de nuevo, desde cero y con nuevas esperanzas de las cosas buenas que habrán de venir.


Por otro lado, mientras me encuentro empacando, rodeada de una cantidad considerable de cajas, me pregunto: ¿Por qué acumulamos tantas cosas que no usamos? ¿Qué queremos lograr con esto? ¿Hay algo que debamos probar? ¿Si no me gusta la cocina, que hago con tantos calderos??? En fin, las preguntas que me llegan a la mente son muchas.


Lo que si puedo determinar desde ya, es que en los últimos meses y a raíz de algunos sucesos algo difíciles, pero aleccionadores, he cambiado mi perspectiva de ver la vida. Creo que podemos vivir un poco más simples y frugales, sin que esto implique sacrificar la calidad a la que estamos acostumbrados. Debemos recordar que todo en exceso hace daño. He decidido buscar un punto de equilibrio que me permita vivir justo con lo que necesito y deshacerme de todo aquello que en realidad solo ocupa espacio y acumula polvo, pero que para mí no representa ninguna utilidad.


Todo lo que tenemos debemos usarlo, ya que para algo lo tenemos, verdad? Si no es así, entonces cual es el punto de acumular y acumular. Creo que ese afán es mejor direccionarlo hacia DAR. Dar amor, tiempo, respeto, solidaridad, consuelo a quienes lo necesitan. Eso nos hace mejores seres humanos y la satisfacción es inmensa.


Aún no termino de empacar y el día de mudarme se acerca, pero desde ya siento un alivio enorme, como quien ha hecho una limpieza profunda de su alma, sacando de ella todo lo que está ocioso, inutilizado y polvoriento.


Tengo mucha fé en que este importante cambio traerá secuelas positivas en mi vida, que a partir de ahora será más sencilla y feliz.


Te invito a que te deshagas de todo lo que te estorba, lo que no necesitas, para que hagas espacio en tu vida para las cosas realmente importantes: amar, compartir, servir, brindar tiempo de calidad a los seres queridos, trabajar con amor, vivir con alegría y paz interior. Si logramos esto, el 2011 será un año espectacular!!!!

jueves, 16 de diciembre de 2010

Las Ventanas Rotas


Amigos, les comparto este material que recibí de una colega. Es de la autoría de la autoría de Eliana Moisés Capellán.


En 1969, en la Universidad de Stanford (EEUU), el Prof. Phillip Zimbardo realizó un experimento de psicología social. Dejó dos autos abandonados en la calle, dos autos idénticos, la misma marca, modelo y hasta color. Uno lo dejó en el Bronx, por entonces una zona pobre y conflictiva de Nueva York y el otro en Palo Alto, una zona rica y tranquila de California. Dos autos idénticos abandonados, dos barrios con poblaciones muy diferentes y un equipo de especialistas en psicología social estudiando las conductas de la gente en cada sitio.


Resultó que el auto abandonado en el Bronx comenzó a ser vandalizado en pocas horas. Perdió las llantas, el motor, los espejos, el radio, etc. Todo lo aprovechable se lo llevaron, y lo que no, lo destruyeron. En cambio el auto abandonado en Palo Alto se mantuvo intacto. Es común atribuir a la pobreza las causas del delito. Atribución en la que coinciden las posiciones ideológicas más conservadoras, (de derecha y de izquierda). Sin embargo, el experimento en cuestión no finalizó ahí, cuando el auto abandonado en el Bronx ya estaba deshecho y el de Palo Alto llevaba una semana impecable, los investigadores rompieron un vidrio del automóvil dePalo Alto.


El resultado fue que se desató el mismo proceso que en el Bronx, y el robo, la violencia y el vandalismo redujeron el vehículo al mismo estado que el del barrio pobre.¿Por qué el vidrio roto en el auto abandonado en un vecindario supuestamente seguro es capaz de disparar todo un proceso delictivo? No se trata de pobreza. Evidentemente es algo que tiene que ver con la psicología humana y con las relaciones sociales. Un vidrio roto en un auto abandonado transmite una idea de deterioro, de desinterés, de despreocupación que va rompiendo códigos de convivencia, como de ausencia de ley, de normas, de reglas, como que vale todo.


Cada nuevo ataque que sufre el auto reafirma y multiplica esa idea, hasta que la escalada de actos cada vez peores se vuelve incontenible, desembocando en una violencia irracional. En experimentos posteriores (James Q. Wilson y George Kelling) desarrollaron la 'teoría de las ventanas rotas', misma que desde un punto de vista criminológico concluye que el delito es mayor en las zonas donde el descuido, la suciedad, el desorden y el maltrato son mayores. Si se rompe un vidrio de una ventana de un edificio y nadie lo repara, pronto estarán rotos todos los demás.


Si una comunidad exhibe signos de deterioro y esto parece no importarle a nadie, entonces allí se generará el delito. Si se cometen 'pequeñas faltas' (estacionarse en lugar prohibido, exceder el límite de velocidad, hacer "cortes de pastelito", ir por las calles en contra de las señales de tránsito o pasarse una luz roja) y las mismas no son sancionadas, entonces comenzarán faltas mayores y luego delitos cada vez más graves. Si los parques y otros espacios públicos deteriorados son progresivamente abandonados por la mayoría de la gente (que deja de salir de sus casas por temor a las pandillas), esos mismos espacios abandonados por la gente son progresivamente ocupados por los delincuentes.


La respuesta de los estudiosos fue más contundente; ante el descuido y el desorden crecen muchos males sociales, tan solo vea un ejemplo en casa, si un padre de familia deja que su casa tenga algunos desperfectos, como pintura de las paredes en mal estado, malos hábitos alimenticios, malas palabras, falta de respeto entre los miembros del núcleo familiar, etc., poco a poco se caerá en un descuido de las relaciones interpersonales entre sí y comenzarán entonces a crear malas relaciones con la sociedad y quizá algún día llegarán a caer en prisión.


Esa puede ser una hipótesis de la descomposición de la sociedad dominicana, la falta de apego a los valores universales, la falta de respeto de la sociedad entre si, y hacia las autoridades y viceversa, la corrupción en todos los niveles, la falta de cultura y educación, la falta de oportunidades ha generado un país con ventanas rotas.


La solución yo no la tengo estimado lector pero he comenzado a reparar mi casa, estoy tratando de mejorar los hábitos alimenticios de mi familia, le he pedido a mi esposo que evite decir malas palabras delante de nuestros hijos, también hemos acordado no mentir y aceptar las consecuencias de nuestros actos con valor y responsabilidad, pero sobre todo dar una buena dosis de educación a nuestros hijos, con esto y con la ayuda de Dios espero comenzar a cambiar en algo lo que antes hubiera hecho mal, he soñado que los míos repitan esto el día de mañana, con la finalidad de que los nietosde mis hijos vean una nueva República sin ventanas rotas.El conformismo, es el alimento de la mediocridad.

domingo, 7 de noviembre de 2010

El arte de Escuchar



En definitiva, no es lo mismo oir que escuchar. Escuchar implica un compromiso total del resto de nuestros sentidos, no solamente el auditivo. Implica sentir y percibir, poder leer entre líneas, y encontrar el verdadero significado de lo que nos están diciendo. En torno al tema, encontré entre mis papeles, una bonita reflexión sobre "El Arte de Escuchar", proveniente de la División de Comunicación Oral, Departamento de Retórica de la Universidad de Minessota.

1. ESCUCHAR REDUCE LA TENSION. Dar a la otra persona la oportunidad de expresar su opinión o sus preocupaciones puede ayudar a despejar la tensión y hostilidad del ambiente.

2. ESCUCHANDO SE APRENDE. Se puede aprender acerca del tema de que se trata o de la persona con quien se habe, si se atiende 1) al significado de las palabras; 2) a los hechos que se ocultan tras las palabras; 3) a las respuestas recibidfas a las preguntas que uno hace; 4) al contexto de lo que se dice; 5) a la persona que lo dice (teniendo en cuenta sus sentimientos, inteligencia, temperamente, habilidad verbal, hábito de reacción).

3. ESCUCHANDO SE HACEN AMIGOS. La persona que habla se sentirá a gusto con quien le deja hablar y le escucha atentamente.

4. ESCUCHANDO SE AYUDA A LA OTRA PERSONA A RESOLVER SU PROBLEMA. Dar a una persona la oportunidad de hablar de un problema suyo puede 1) clarificar sus ideas acerca del tema, y 2) proporcionar la necesaria descarga emocional.

5. ESCUCHAR AYUDA A RESOLVER LAS DIFERENCIAS DE CRITERIO. No se puede estar de acuerdo o en desacuerdo con otra persona si uno no entiende su punto de vista. Sólo cuando se consigue un entendimiento mutuo se puede buscar soluciones en común.

6. ESCUCHANDO A LOS DEMAS SE ESTIMULA SU COOPERACION. Cuando una persona ve que otra se muestra realmente interesada por ella y por sus preocupaciones, ideas y opiniones, la respeta y, con ello, a la empresa que ella representa. En consencuencia, se mostrará cooperativa.

7. ESCUCHANDO SE ESTIMULA AL QUE HABLA. Escuchar activa, atentamente y con interés anima a quien habla a presentar mejor sus ideas.

8. ESCUCHAR AYUDA A TOMAR MEJORES DECISIONES. Escuchando, uno puede aprovechar la experiencia de otras perwonas que trabajan en el mismo campo, adquiriendo así mayor información y un mejor criterio.

9. ESCUCHANDO SE APRENDE A TRABAJAR MEJOR. Pregunte a los que trabajan con usted cómo podría mejorar al desempeño de su cometido y escúcheles. Se sorprenderá al ver la pertinencia y utilidad de sus ideas.

10. ESCUCHAR AYUDA A VENCER. Haga buenas preguntas y escuche. "¿Que ventajas ve usted en hacer el trabajo de esta forma?" "Si usted tuviera que indicar a un vecino las características del mejor tractor, ¿Que le diría? ¿Cuál sería la mejor forma de acometer este programa en la zona? Déjeles hablar y véndales al mismo tiempo la idea o el producto.

11. ESCUCHAR EVITA PROBLEMAS. Por lo general, cuando uno habla antes de escuchar a la otra parte, se arriesga a tomar decisiones de las que luego desearía retractarse, a hacer críticas de las que se arrepiente más tarde, o a comprometerse en labores que no puede realizar. Por ello, es mejor escuchar antes de hablar.

12. ESCUCHAR DA SEGURIDAD EN UNO MISMO. Siguiendo atentamente la conversación, uno puede estar seguro de que lo que dice tiene sentido. Atendiendo y entendiendo los argumentos del oponente, se puede estar seguro de que responde en forma adecuada. Escuchando se puede descubrir los defectos que tiene el argumento del otro, ganando así seguridad en la propia decisión. Escuchando, puede uno estar seguro de que su informe sobre la conversación será más preciso que los de los demás.

13. CUANDO UNO ESCUCHA BIEN, DISFRUTA MAS. Escuchando bien se disfruta más de una obra de teatro, de una película, de una conferencia o de un programa de televisión. Además, ayuda a hacerse un mejor criterio de lo que se oye.

14. ESCUCHANDO SE GANA TIEMPO PARA PENSAR. La emisión oral media de palabras por minuto es de 125, mientras que la capacidad de escuchar es de 400 a 600 palabras por minuto. Por lo tanto, al escuchar queda un 75% de tiempo libre. Ese tiempo se puede dedicar no sólo a comprender mejor lo que se está oyendo sino también a pensar respuestas, tomar decisiones y plantear posibles acciones a sugerir. En ocasiones se puede hacer preguntas deliberadas con objeto de ganar tiempo para pensar.

Practiquemos cada día el arte de escuchar a los demás y estoy segura de que estaremos encaminados hacia un mundo mejor para todos.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Música para mis oídos


Si hay algo en la vida que podría llamar mi vicio, esa es la música. Escuchar mis canciones favoritas en cualquier momento me provoca agradables sensaciones, o puede traerme lindos recuerdos de épocas pasadas. La música hace la vida más llevadera, y el mejor ejemplo es disfrutar de su agradable compañía mientras nos encontramos en un fastidioso entaponamiento del tránsito. Cuantas veces no habremos cantado a viva voz dentro de nuestros vehículos, o habremos bailado al ritmo de un merengue o una salsa en pleno asiento, arriesgándonos a que nos tilden de locos?


Una de las tantas cosas buenas que tiene la música es que hay una enorme diversidad disponible según lo amerite la ocasión. Es capaz de unir personas, pueblos, e incluso se ha demostrado científicamente que ayuda a incrementar la productividad en el trabajo. También se ha usado como terapia, incluyendo para personas que se encuentran en estado de coma.
Es un excelente paleativo ante el stress que tanto nos afecta en la vida cotidiana. Que maravilloso es dejar llevar nuestros sentidos por una melodía que nos invita a sentir relajación, paz y armonía.

Si lo pensamos detenidamente, también lo podemos usar como un antidepresivo sin efectos secundarios, pues a quien no se le levanta el ánimo escuchando algún ritmo bailable que active las energías!

Es indiscutiblemente un alimento para el alma, cuando la melodía va acompañada de unas letras inspiradoras, que nos llenan de motivación, esperanza y deseos de ser mejores seres humanos.

No he mencionado uno de los efectos más importantes que tiene este maravilloso regalo que es la música, el cual es ser testigo de un bello romance. ¿Cuantas canciones se habrán dedicado a un gran amor, sea para declararlo, o para mostrar arrepentimiento?

Te invito a que pongas alguna canción que te guste mucho y analices los sentimientos que la misma te provoca al escucharla. Es una de las mejores formas de conocerte a tí mismo.


lunes, 30 de agosto de 2010

El paquete de galletas


Una chica estaba aguardando su vuelo en una sala de espera de un aeropuerto.Como debía esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete con galletitas.Se sentó en una sala del aeropuerto para poder descansar y leer en paz. Asiento de por medio, se ubicó un hombre que abrió una revista y empezó a leer. Entre ellos quedaron las galletitas. Cuando ella tomó la primera, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada.


Apenas pensó: '¡Qué descarado; si yo estuviera más dispuesta, hasta le daría un golpe para que nunca más se le olvide!'. Cada vez que ella tomaba una galletita, el hombre también tomaba una.Aquello la indignaba tanto que no conseguía concentrarse ni reaccionar. Cuando quedaba apenas una galletita, pensó: 'qué hará ahora este abusador?'. Entonces, el hombre dividió la última galletita y dejó una mitad para ella. Ah! No!. . . Aquello le pareció demasiado! !


¡Se puso a bufar de la rabia!. Cerró su libro y sus cosas y se dirigió al sector del embarque. Cuando se sentó en el interior del avión, miró dentro del bolso y para su sorpresa, allí estaba su paquete de galletitas. . .intacto, cerradito. . ¡Sintió tanta vergüenza! Sólo entonces percibió lo equivocada que estaba. ¡Había olvidado que sus galletitas estaban guardadas dentro de su bolso!


El hombre había compartido las suyas sin sentirse indignado, nervioso,consternado o alterado. Y ya no había más tiempo ni posibilidades para explicar o pedir disculpas. Pero sí para razonar: ¿cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones cuando debiéramos observar mejor? ¿cuántas cosas no son exactamente como pensamos acerca de las personas? Y recordó que existen cuatro cosas en la vida que no se recuperan:


1.- Una piedra, después de haber sido lanzada

2.- Una palabra, después de haber sido dicha

3.- Una oportunidad, después de haberla perdido

4.- El tiempo, después de haber pasado.


Esta es una excelente reflexión, no solo para iniciar la semana, sino para aplicar en todo momento de nuestras vidas. Cuantas veces hemos tomado decisiones impulsivas e incorrectas porque hicimos un juicio de valor, sin detenernos a investigar con profundidad la realidad de las cosas. Espero que esta lección, cuyo autor desconozco, nos sirva a todos.

lunes, 16 de agosto de 2010

Los patos hacen bulla, las águilas vuelan...


Hola amigos, esta es una excelente reflexión que recibí por correo electrónico, de parte de una amiga. Salgamos del montón, dejemos de quejarnos y pongámonos en acción para hacer los cambios que queremos en nuestras vidas. Es un excelente pensamiento para iniciar una semana con éxito!

Nadie puede hacer que usted preste un buen servicio a sus clientes; esto porque un buen servicio es una alternativa. Harvey Mackay, nos cuenta una maravillosa historia acerca de un taxista que prueba este punto. Él estaba haciendo fila para poder ir al aeropuerto. Cuando un taxista se acercó, lo primero que Harvey notó fue que el taxi estaba limpio y brillante. El chofer muy bien vestido con una camisa blanca, corbata negra y pantalones negros muy bien planchados, el taxista salió del auto dio la vuelta y le abrió la puerta trasera del taxi a Harvey. Le alcanzó un cartón plastificado y le dijo: yo soy Wally, su chofer, mientras pongo su maleta en el portaequipaje me gustaría que lea mi Misión.

Después de sentarse, Harvey leyó la tarjeta: Misión de Wally: Hacer llegar a mis clientes a su destino final de la manera más rápida, segura y económica posible brindándole un ambiente amigable. Mi amigo Harvey quedo impactado. Especialmente cuando se dio cuenta que el interior del taxi estaba igual que el exterior, limpio sin una mancha! Mientras se acomodaba detrás del volante, Wally le dijo, ¿Le gustaría un café? Tengo unos termos con café regular y descafeinado.

Mi amigo bromeando le dijo: No, preferiría una soda Wally sonrío y dijo: No hay problema tengo un conservador con Coca Cola regular y dietética, agua y jugo de naranja. Casi tartamudeando, Harvey le dijo: Tomaré la Coca Cola dietética. Pasándole su bebida, Wally le dijo, si desea usted algo para leer, tengo el Wall Street Journal Time, Sport Illustrated y USA Today.

Al comenzar el viaje, Wally le pasó a mi amigo otro cartón plastificado. Estas son las estaciones de radio que tengo y la lista de canciones que tocan, si quiere escuchar la radio. Y como si esto no fuera demasiado, Wally le dijo a Harvey que tenía el aire acondicionado prendido y si la temperatura estaba bien para él. Luego le aviso cual sería la mejor ruta a su destino a esta hora del día. También le hizo conocer que estaría contento de conversar con él o, si Harvey prefería lo dejaría solo en sus meditaciones.

Dime Wally, le pregunto mi asombrado amigo: ¿siempre has atendido a tus clientes así? Wally sonrió a través del espejo retrovisor. No, no siempre. De hecho solamente los dos últimos años. Mis primeros cinco años manejando los gasté la mayor parte del tiempo quejándome igual que el resto de los taxistas. Un día escuche en la radio acerca de Wayne Dyer, un Gurú del desarrollo personal. El acababa de escribir un libro llamado Tú lo obtendrás cuando creas en ello. Dyer decía que si tú te levantas en la mañana esperando tener un mal día, seguro que lo tendrás, muy rara vez te frustraras. Él decía, para de quejarte, sé diferente de tu competencia. No seas un pato. Sé un águila. Los patos hacen bulla y se quejan, las águilas se elevan encima del grupo.

Esto me llego aquí, en medio de los ojos, dijo Wally. Dyer estaba realmente hablando de mí. Yo estaba todo el tiempo haciendo bulla y quejándome, entonces decidí cambiar mi actitud y ser un águila. Miré alrededor a los otros taxis y sus choferes: los taxis estaban sucios, los choferes no eran amigables y los clientes no estaban contentos. Entonces decidí hacer algunos cambios. Uno a la vez. Cuando mis clientes respondieron bien, hice más cambios. Se nota, que los cambios se han pagado, le dijo Harvey. Si, seguro que sí, le dijo Wally.

Mi primer año de águila dupliqué mis ingresos con respecto al año anterior. Este año posiblemente lo cuadruplique. Usted tuvo suerte de tomar mi taxi hoy. Usualmente ya no estoy en la parada de taxis. Mis clientes hacen reserva a través de mi celular o dejan mensajes en mi contestador. Si yo no puedo servirlos consigo un amigo taxista confiable para que haga el servicio. Wally era fenomenal. Estaba haciendo el servicio de una limusina en un taxi normal.

Posiblemente haya contado esta historia a más de cincuenta taxistas, y solamente dos tomaron la idea y la desarrollaron. Cuando voy a sus ciudades, los llamo a ellos. El resto de los taxistas hacen bulla como los patos y me cuentan todas las razones por las que no pueden hacer nada de lo que les sugería. Wally el taxista tomó una diferente alternativa. El decidió dejar de hacer bulla como los patos y volar por encima del grupo como las águilas.

domingo, 1 de agosto de 2010

Como Manejar El Enfado, 2da. Parte


Esta es la segunda entrega de este artículo escrito por el psicólogo y psicoterapeuta español Sergio Huguet.


"A veces es tanta la cantidad de energía que reprimen que esta acaba canalizándose y depositándose en determinadas zonas de su cuerpo, ocasionando una serie de síntomas: contracturas, dolores de cabeza, problemas estomacales, articulares, sentimientos de gran pesar, desaliento y tristeza. Todo ello, en el fondo, no es otra cosa que la resultante de tener una gran cantidad de enfado no expresado.


Muchas personas llevan utilizando este mecanismo de represión de sus enfados prácticamente desde su infancia. Es por ello por lo que han dejado casi de ser conscientes de la gran cantidad de energía y fuerza que aguarda encerrada en su interior, esperando a ser liberada para poder estar al servicio de la persona y no en su contra.


Muchas de estas personas me comentan en la consulta que no pueden dejar de sentir miedo ante la idea de expresar el enfado que sienten con su pareja, su jefe, sus vecinos o sus compañeros de trabajo. Temen, en unos casos, que el guerrero con el que se enfrentan pueda volverse aún más peligroso, y, en otros, ser ellos mismos los que se desborden y no puedan contener toda la rabia que llevan acumulada durante tanto tiempo. Tienen almacenado mucho enfado y también temen exteriorizarlo. Y es comprensible.


Pero, aunque es cierto que no podemos dejar de sentir lo que sentimos, por lo menos sí que podemos decidir qué hacemos con lo que sentimos; en este caso, con el enfado y el miedo. No se trata de no tener miedo a la hora de actuar - es decir, de mostrar nuestro enfado - sino de mostrarlo a pesar de él. Ahora bien, si esta actitud de valentía es necesaria para introducir un cambio importante en la forma de gestionar nuestros enfados y nuestra agresividad, no es menos cierto que requerimos también de unas habilidades que nos permitan aventurarnos en esta tarea con un mínimo de garantías. ¿Cuáles son estos principios? Veamos algunos de ellos.


En primer lugar, casi diría que lo más importante es aprender a encuadrar de nuevo la experiencia de forma que podamos ver el hecho de mostrar honestamente nuesgtro enfado como otra oportunidad de acercamiento a la otra persona y no, como suele ocurrir en la mayoría de los casos, de ruptura de la relación. Se trata, en definitiva, de visualizar al otro estando agradecido con nuestra actitud, y no molesto.


Si tenemos dudas acerca de la posibilidad de que al otro le resulte grata esta actitud nuestra, solamente debemos pensar si a nosotros nos gustaría, en caso de haber sido ofensivos con alguien, que esta persona se nos acercase mostrando su enfado con honestidad y predisposición para el reencuentro.


A la hora de mostrar nuestro enfado, también es muy importante responsabilizarnos plenamente del mismo; es decir, asumir completamente su autoría, reconociendo que somos nosotros los que experimentamos el malestar y no que es la otra persona quuen nos lo causa, pues en este caso estaríamos inculpándola y responsabilizándola de lo que sentimos. Por muy desagradable que nos resulte el trato de una persona para con nosotros somos los que, en última instancia , creamos nuestra experiencia, y no el otro. De ahí que dos personas vivan un mismo suceso de forma diferente, como por ejemplo, dos trabajadores que se toman de distinta manera una fuerte reprimenda de su superior."


Todavía nos queda mucho material sobre este tema para compartir, así que nos vemos la próxima semana.

sábado, 24 de julio de 2010

Como Manejar El Enfado, 1ra. Parte


En esta ocasión, voy a compartirles un artículo en varias entregas, de la autoría del psicólogo español Sergio Huguet, quien es Director del Instituto de Terapia Gestalt de Valencia.


Tratar este tema en este preciso es muy oportuno, tomando en cuenta la poca tolerancia y la actitud agresiva que ha adoptado la gente en su diario vivir. Ojalá estas palabras del Sr. Huguet, que transmito en esta página sirvan para hacer una diferencia positiva en quienes tengan la oportunidad de leerlas.


¨Enfadarse no cuesta nada, pero gestionar el enfado es una tarea compleja. Sin embargo, si dominamos ciertas habilidades, un enfado puede ser la oportunidad para conocernos más a nosotros mismos y para acercarnos a los demás.


Todo el mundo puede enfadarse; esto es fácil. Pero enfadarse con la persona adecuada, con la intensidad correcta, en el momento oportuno, por el motivo justo y de un modo eficaz ya no lo es tanto, decía hace ya más de veinte siglos el filósofo griego Aristóteles. Quizá por eso una de las cosas que mejor muestra el carácter de una persona es su forma de proceder ante las ofensas padecidas. Dime cómo respondes ante una ofensa, cómo manejas tu agresividad, y te diré cómo eres.


Cuentan que hubo una vez, en la antigua China, un guerrero que formó un gran ejército. Con él iba conquistando todas y cada una de las ciudades por las que pasaba, sembrando muerte y desolación por doquier. Su fama llegó a causar tal pánico entre las gentes que, antes de que llegara con su ejército, todos los ciudadanos desaparecían sin ofrecer ninguna resistencia y dejando sus bienes a merced de los saqueadores. Un día, el guerrero entró en una de las ciudades y, cuando se acercó al templo para tomar el oro que allí pudiera haber, se sorprendió al ver a un monje de pie meditando tranquilamente.


El guerrero, ofendido ante lo que entendía como una muestra de arrogancia, se acercó al monje y, apuntándole con su espada en el cuello, le preguntó:


¿Acaso no sabes quién soy yo? - Sí - le contestó humildemente el monje.

- Así pues, ¿no sabes que soy alguien capaz de cortarta de un tajo el cuello y ni siquiera pestañar mientras lo hago?

- Y tú, ¿no sabes quién soy yo? - le preguntó el monje sin levantar la mirada del suelo.

El guerrero, profundamente desconcertado, le preguntó con un cierto temblor en la voz: - ¿Y...quién eres tú?

Entonces, el monje levantó la cabeza y fijó sus ojos en los del guerrero y le dijo:

-¿No sabes que yo soy alguien capaz de dejar que me cortes el cuello y ni siquiera pestañear mientras lo haces?


Siempre me ha resultado hermoso este cuento zen. El monje se mueve con gran sabiduría ante el guerrero. No huye, permanece en su lugar defendiendo lo que es suyo. No se deja intimidar por la fama del guerrero. Sabe que, detrás de su fiereza, no hay más que un hombre temeroso y arrogante. Asume el desafío del guerrero cuando este le pone la espada en el cuello, y lo resuelve sin utilizar la violencia, solo con el filo de su palabra.


Toda la fuerza del monje radica en que se convierte en una lección para el guerrero, y para todos nosotros, pues le enseña que blandir la espada sobre su cuello y cortarlo sin pestañear no es ningún mérito. La auténtica proeza es no pestañear, permanecer firme y sereno, ante la amenaza del guerrero. ¿Acaso el guerrero sería capaz de actuar así?


Todos nos encontramos con guerreros saqueadores y ofensivos en nuestro día a día, pero hay muchas personas que no siempre saben asumir el desafío ni defender su lugar. En muchas ocasiones, huyen como los ciudadanos del cuento y se tragan todo el enfado y la agresividad que sienten, la cual acaba arremolinándose en su interior, volviéndose en su contra y convirtiéndose en una autoagresión.¨


Seguiremos con el resto de este interesante artículo la próxima semana...

miércoles, 21 de julio de 2010

Los principios básicos para lograr una autoestima plena, 2da. Parte


Continuando con el tema de la autoestima, aquí les traigo la segunda parte prometida, la cual extraje del libro "Amor al Trabajo", de Jack Canfield y Jacqueline Miller.

"Si se encuentra en un periodo de transición, éstos son algunos consejos adicionales:

1. Hablése a sí mismo con amabilidad y afecto.

2. Confíe en su voz interior y en su intuición.

3. Comprométase a desarrollar todo su potencial y su creatividad.

4. Perdónese a sí mismo. Libérese de esa sensación de culpabilidad.

5. Diviértase. Si no siente ganas de sonreír, de todos modos sonría. Ya se le ocurrirá algo.

6. Sepa cuándo decir sí y cuándo decir no.

7. Acepte el afecto y los cumplidos de otras personas. Permita que los demás sean sus amigos durante estos tiempos de desafío. Tiene derecho de esperar que otras personas lo traten con dignidad y respeto, pero empiece primero tratándose a sí mismo de esa manera.

8. Elija no quejarse. Es dañino para usted y para las personas que lo rodean.

9. Incremente su alegría de vivir momento a momento, sin que tenga que suceder algo especial.

Recuerde que las actitudes son contagiosas y que no hay nada más atractivo (o utilizable) que un ser humano naturalmente feliz, realizado y lleno de vida. Las dificultados de la vida tienen la intención de mejorarnos, no de amargarnos.

10. Piense y actúe en forma positiva.
11. Dése crédito por los trabajos bien hechos.

12. Hable diariamente con sus personas favoritas.

13. Planee por adelantado, pero sea flexible.

14. Haga ejercicio y relájese.

15. Elija no perder su presente precioso con culpa por el pasado o con preocupación por el futuro. Recuerde, nos movemos hacia adelante y llegamos a ser como esa imagen de nuestro mundo que predomina en nuestra mente.

16. Se necesita menos energía para completar una tarea desagradable ¨en el momento¨, que para preocuparse por ella todo el día.

17. Elija no asociarse con personas negativas.

18. Vigile su dieta. Mantgenga una nutrición adecuada.

19. Comprenda que los días festivos, las vacaciones y los pasatiempos son importantes.

20. Planee hacer algo hoy, que le proporcione energía; algo que le guste hacer, algo sólo para usted.

21. Sea un "buen descubridor" y no un "mal descubridor". Atrápese y atrape a los demás en el acto de hacer las cosas en forma correcta."

Te dejo esta reflexión final, que no es sacada del libro:

"Mientras los cimientos de tu autoestima no sean lo suficientemente fuertes, será imposible que puedas brindar un amor de calidad hacia otras personas" . Isabel Rodríguez Peña





sábado, 17 de julio de 2010

Los principios básicos para lograr una autoestima plena, 1ra. Parte


La autoestima o falta de la misma es un tema que siempre está sobre el tapete en nuestra vida cotidiana, por lo que siempre se escribirá sobre la misma. Esto es así por el gran impacto que produce la falta de autoestima en nuestras relaciones personales y laborales. Aquí comparto unos principios básicos para alcanzar una autoestima plena, los cuales encontré en el libro que he estado leyendo recientemente ¨Amor al Trabajo¨de Jack Canfield y Jacqueline Miller.

1. Reconozca que es hermoso y único así como es; el yo único y mejor que ha habido.

2. No crea que tiene que compararse con otras personas. Solo compita con su mejor yo. Competir contra otros no es sólo la llave hacia la mediocridad, sino que también puede dañar mucho su nivel de autoestima.

3. Reconozca que su valor es innato y que no está determinado por las acciones y las decisiones. Tal vez pierda un empleo, más no es un perdedor. Quizá fracase en un proyecto, pero no es un fracasado.

4. Acepte el 100% de la responsabilidad por sus elecciones y decisiones, positivas o negativas, con sus reacciones o respuestas ante lo que sucede en su mundo. Las circunstancias y otras personas no lo ponen tenso; sólo usted puede ponerse tenso. (¿Se siente cómodo con esa idea o esa idea lo pone tenso?).

5. Reconozca que los errores son escalones hacia el logro. Si lo despiden o desplazan de su trabajo, dése la oportunidad de aprender de sus errores mientras busca un nuevo empleo, retroceda en busca de un rango avanzado, etc. Durante los tiempos de cambio, puede ser que su cociente de actitud sea más importante que su cociente de inteligencia.

6. Tal vez sería sabio adoptar la actitud de Thomas Edison, cuando le preguntaron si se sentía un fracasado después de 25,000 intentos sin éxito para almacenar la electricidad en una caja, lo que finalmente se convertiría en la batería eléctrica. Su respuesta fue: Nunca nos percibimos como un fracaso en Edison Inventions, Inc. Tenemos inicios falsos, demoras temporales, errores de aprendizaje. Básicamente, nuestro enfoque a estos 25,000 intentos es que hemos descubierto 25,000 formas diferentes, hasta el momento, para no almacenar la electricidad. Debemos estar acercándonos a un descubrimiento. Esa actitud será un buen presagio.

7. Disfrute cada día a la vez, reconociendo que la vida es un viaje para vivirlo momento a momento. Hay ladrones gemelos que le robarán su efectividad hoy y dañarán su autoestima. Esos ladrones son a) el ayer, que es historia antigua y b) el mañana, que es una nota promisoria y garantía para nadie. Espero que no crea en la psicología de la década de los setenta, que intentaba convencernos de que hoy es el primer día del resto de nuestras vidas. Si alguna vez ha tomado una clase de lógica o de epistemología, está consciente de que la falla fatal de esta teoría es que ninguno de nosotros tiene garantía por el resto de la vida. Aprender a vivir el día de hoy y celebrar cada día dcon una actitud de gratitud es muy digno. Mark Twain dijo en una ocasión: Vivan cada día de tal manera que si murieran hoy, incluso el encargado de la funeraria estaría triste. Deténgase y huela las rosas.

8. Elógiese mucho por el esfuerzo. Elogie las retribuciones, incluso cuando las cosas no van bien.


Este artículo tendrá una segunda parte, con consejos para personas que se encuentran en una etapa de transición en su vida.

sábado, 10 de julio de 2010

Vamos a hacer este blog un poco mas interactivo

Hola amigos y amigas, mi musa para escribir ha estado un poco lenta en estos dias, asi que me gustaría hacer de este blog algo un poco mas interactivo. Me gustaria que me comenten cuales temas les gustaría leer por aquí, o de cuales temas desean que yo escriba o investigue para compartir en esta página, que ya no es mía sola, sino de todo el que me ha hecho el honor de visitarla, leerla o seguirla. Gracias por el apoyo y los comentarios que hasta ahora me han brindado y se les quiere mucho!

jueves, 24 de junio de 2010

No temas buscar ayuda


Siempre me he preguntado porque resulta tan dificil admitir que necesitamos ayuda, porque no podemos manejar solos ciertos desafios que la vida nos presenta. Quisiera encontrar la explicacion adecuada a ese complejo de Superman o Mujer Maravilla que casi todos parecemos tener, donde mostrarnos vulnerables o admitir que tenemos debilidades y necesitamos de otros para salir adelante es practicamente un pecado mortal.


Amigo o amiga, no se si te has dado cuenta de que Superman y la Mujer Maravilla son personajes de ficcion pero tu eres humano y yo tambien, por lo tanto tenemos sentimientos y emociones; no somos perfectos y es normal que en algun momento de nuestra vida sentir que flaqueamos y que hay situaciones que para poderlas resolver tenemos que recurrir a otros recursos, como por ejemplo la terapia.


Dificilmente encontremos a alguien lo suficientemente valiente y humilde a la vez que admita haber buscado en algun momento de su vida ayuda profesional de tipo psicologico o psiquiatrico, pues la mayoria de nosotros no esta preparado para manejar esa informacion, ni para entender que quien acude a este tipo de terapias no necesariamente tiene problemas mentales, sino todo lo contrario: ha podido identificar puntos que necesita mejorar para bien y ha decidido auxiliarse de un profesional en la materia para enderezar su camino sin dar palos a ciegas.


Si entiendes que tienes heridas pendientes de sanacion, emociones o sentimientos que requieren un cambio radical para poder ser un ente equilibrado y relacionarte mejor con quienes te rodean, te exhorto a que busques la ayuda o herramientas necesarias para superar eso que deseas erradicar de tu vida y que no te importe el que diran, pues al final de cuentas el unico que tiene que cargar contigo todos los dias eres tu.


Asi que adelante! Si no te sientes comodo contigo mismo y entiendes que hay espacio en ti para modificar conductas que te impiden ser feliz, no esperes mas y busca la ayuda necesaria para convertirte en el ser humano que realmente quieres ser.

domingo, 6 de junio de 2010

La Escalera


Hace un tiempo recibí este bellísimo mensaje, que si lo analizamos detenidamente, es probable que nos identifiquemos plenamente por él. Cuantas veces hemos tenido que dejar atrás amistades, parejas, etc. por el bien de nuestro propio crecimiento. Esto es parte de la evolución natural de los seres humanos, así que no debemos sentirnos culpables. No tengo el nombre del autor de este bello texto, pero aprovecho este medio para felicitarlo.


TODOS VAMOS CAMBIANDO DE NIVEL, COMO EN UNA ESCALERA...


Imagina que estas frente a una gran escalera...esta junto a ti esa persona que es importante para ti..(novio/a, esposo/a, amigo/a etc)...y están fuertemente tomados de la mano...Mientras están en el mismo nivel..todo está perfecto...es disfrutable. Pero de pronto..tu subes un escalón...pero esa persona no...esa persona prefiere mantenerse en el nivel inicial...ok..no hay problema..es fácil aun así estar tomados de las manos... Pero tu subes un escalón mas...y esa persona se niega a hacerlo..ya las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio...subes un escalón mas...y ya el tirón es fuerte..ya no es disfrutable y empiezas a sentir que te frena en tu avance...pero tú quieres que esa persona suba contigo para no perderla...


Desafortunadamente para esa persona no ha llegado el momento de subir de nivel...así que se mantiene en su posición inicial...subes un escalón mas...y ya ahi si es muy dificil mantenerte unido...te duele..y mucho...luchas entre tu deseo de que esa persona suba...de no perderla...pero tu ya no puedes ni quieres bajar de nivel.... En un nuevo movimiento hacia arriba....viene lo inevitable...y se sueltan de las manos...puedes quedarte ahi y llorar y patalear tratando de convencerle de que te siga..que te acompañe...puedes incluso ir contra todo tu ser y tu mismo/a bajar de nivel con tal de no perderle..pero despues de esa ruptura en el lazo..ya nada es igual....así que por mas doloroso y dificíl que sea..entiendes que no puedes hacer mas..mas que seguir avanzando..y esperar que algun dia..vuelvan a estar al mismo nivel.

Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior...en ese proceso..en ese avance pierdes muchas cosas: pareja..amigos..trabajos..pertenencias...todo lo que ya no coincide con quien te estas convirtiendo ni puede estar en el nivel al que estas accesando... Puedes pelearte con la vida entera..pero el proceso asi es. El crecimiento personal es eso..personal..individual..no en grupo...puede ser que despues de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho mas que tu...pero es importante que estes consciente de que no se puede forzar nada en esta vida.


Llega un momento...en tu escalera hacia convertirte en una mejor persona...en que puedes quedarte solo/a un tiempo...y duele..claro que duele..y mucho...pero luego, conforme vas avanzando..te vas encontrando en esos niveles con personas mucho mas afines a ti..personas que gracias a su propio proceso...estan en el mismo nivel que tu y que si tu sigues avanzando..ellos tambien.. En esos niveles de avance ya no hay dolor..ni apego..ni sufrimiento...hay amor...comprension..respeto absoluto... Asi es nuestra vida amigos/as...una infinita escalera...donde estarás con las personas que esten en el mismo nivel que tu...y si alguien cambia...la estructura se acomoda.


Me costó mucho soltarme...aun despues de una fuerte ruptura seguia viendo para atras....esperando un milagro...y el milagro apareció...pero no de la manera en que yo hubiera supuesto...apareció bajo otros nombres..otros cuerpos..otras actividades....perdí a una amiga..y gané a 20 mas....perdí un mal trabajo y ahora tengo un excelente trabajo y con oportunidades de tener mas de lo que soñé alguna vez....perdí un auto que no me gustaba y ahora manejo el auto de mis sueños...perdí a un hombre al que creí amar...para darme cuenta que ahora lo que tengo en este momento de mi vida...ni siquiera podía soñarlo hace unos cuantos meses.... Cada perdida...cada cosa que sale..es porque asi tiene que ser...dejales ir..y préparate para todo lo bueno que viene a tu vida...tu sigue avanzando y confia...

AHORA, TODOS PODEMOS ENTEDER PORQUE NOS ENCONTRAMOS CON DIFERENTES PERSONAS EN LA VIDA Y PORQUE OTRAS SE QUEDAN ATRÁS O NOS DEJAN ATRÀS

viernes, 28 de mayo de 2010

Si yo tuviera mi vida para vivirla de nuevo


Si YO TUVIERA MI VIDA PARA VIVIRLA DE NUEVO - por Erma Bombeck* (escrito después que ella descubriera que estaba muriendo de cáncer).

Me habría ido a la cama cuando estaba enferma en vez de pretender que la tierra se pararía si yo no estuviera en ella al día siguiente.
Hubiera encendido la vela rosada en forma de rosa antes de que se derritiera guardada en el armario.

Habría invitado a mis amigos a cenar sin importar que la alfombra estuviese manchada y el sofá descolorido.

Habría comido las palomitas de maíz en el "salón de las visitas" y me habría preocupado menos de la suciedad cuando alguien quisiese prender el fuego en la chimenea. Me habría dado el tiempo para escuchar a mi abuelo divagando sobre su juventud. Habría compartido más de las responsabilidades que llevaba mi marido.

Nunca habría insistido en llevar cerradas las ventanas del carro en un día de verano porque me acababa de peinar y no quería que mi pelo se desarreglara. Me habría sentado en el prado sin importar las manchas de la hierba. Habría llorado y reído menos viendo televisión y más mientras vivía la vida. Nunca habría comprado algo debido a que era práctico, no se ensuciaba o estaba garantizado para durar toda la vida.

En lugar de evitar los nueve meses de embarazo, habría atesorado cada momento y comprendido que la maravilla que crecía dentro de mi, era mi única oportunidad en la vida de asistir a Dios en un milagro. Cuande mis hijos me besasen impetuosamente, nunca habria dicho "más tarde, ahora ve y lavate para la cena", Habría habido mas "te quiero" y más "lo siento"

Pero sobre todo, quiero darle otra oportunidad a la vida, quiero aprovechar cada minuto. Mirar las cosas y realmente verlas... vivirlas y nunca volver atrás. ¡DEJAR DE PREOCUPARME POR LAS COSAS PEQUEÑAS!!! No te preocupes sobre a quien no le agradas, quien tiene más o quien hace que. En lugar de eso, atesoremos las relaciones que tenemos con aquellos que de verdad nos quieren."los amigos mantienen el mundo en movimiento.

*Erma Bombeck fue una humorista americana, dedicada a escribir una columna en la prensa, donde describía la vida hogareña cotidiana de los suburbios con un amplio y elocuente sentido del humor. Entre 1965 y 1996 publicó más de 4,000 artículos que fueron leidos por más de 30 millones de lectores.

sábado, 15 de mayo de 2010

El Lirio y la Hormiguita


Amigos, tremenda enseñanza nos deja esta bella fábula. Tenemos que dejar de diferir la expresión de nuestros sentimientos para otro momento, cuando en realidad, es ahora que debemos hacerlo. Así que no esperes más, anímate a brindar ese abrazo, esa sonrisa o decir ¨Te quiero mucho¨, pero hazlo HOY.


Había una vez una hormiguita. Ésta, como toda buena hormiga, era trabajadora y servicial. Se pasaba el tiempo cargando hojitas de un lado a otro. No paraba ni de día, ni de noche, casi sin tiempo para descansar. Y así transcurría su vida, trabajando y trabajando. Un día fue a buscar comida a un estanque que estaba un poco lejos y para su sorpresa al llegar al estanque vio cómo un pimpollo de lirio se abría y de él surgía una hermosa y delicada flor. Se acercó y le dijo: Hola, ¿Sabes que eres muy hermoso? ¿Qué eres? -Soy un lirio contestó. Y tú, ¿Sabes que eres muy simpática? ¿Qué eres? -Soy una hormiga. Y así la hormiguita y el lirio siguieron conversando todo el día y se hicieron grandes amigos.


Al anochecer la hormiguita se despidió para regresar a su casa, no sin antes prometerle al lirio que volvería al día siguiente. Mientras iba caminando, la hormiga descubrió que admiraba a su nuevo amigo, se dijo: Mañana le diré que me encanta y que lo quiero con todo mi corazón. Al mismo tiempo el lirio pensaba: Me gusta la amistad de la hormiga, mañana cuando venga le diré lo que siento por ella. Pero al día siguiente la hormiguita se dio cuenta de que no había trabajado nada el día anterior. Así que decidió quedarse a trabajar: Mañana iré con el lirio; hoy no puedo, estoy demasiado ocupada, mañana iré y le diré cuanto lo extraño.


Al día siguiente amaneció lloviendo, y la hormiga no pudo salir de su casa y se dijo: Qué pena hoy tampoco veré al lirio. Bueno no importa mañana le diré todo lo especial que es para mí. Y al tercer día la hormiguita se despertó muy temprano y se fue al estanque, pero al llegar encontró al lirio en el suelo, la lluvia y el viento habían destruido su tallo y su flor estaba marchita, sin vida. Entonces la hormiga pensó: Eso ha ocurrido porque no aproveché el tiempo, porque no hice lo que pensé a su debido tiempo. Por eso mi amigo se fue sin saber todo lo que lo quería, en verdad me siento triste ya que he perdido una gran amistad.


Y así fue como ambos nunca supieron lo importante que eran, el uno para el otro. “Esta fábula nos enseña que no hay que esperar a mañana para decirle a tus seres queridos que lo amas o lo importantes que son en tu vida”

sábado, 24 de abril de 2010

Soñar es Vivir


Aunque mucha gente no lo crea, los sueños deben formar parte esencial de nuestro diario vivir. Son ellos los que nos infunden energía para luchar por todo aquello que queremos lograr. Pienso que dejar de soñar es empezar a morir lentamente.


Si te pregunto que cantidad de tiempo en el día dedicas a soñar despierto, probablemente pensarás que me volví loca, pero te garantizo que si hacemos una pausa dentro de nuestro arrollante ritmo de vida, para dedicarnos a soñar un poco, la calidad de nuestra salud emocional fuera otra, mucho mejor.


¿Por qué lo veo así? Porque generalmente soñamos con cosas que queremos lograr, con estar en una situación mejor a la que estamos en el momento, o con personas que amamos, y todo eso nos llena de pensamientos positivos, que eventualmente van a redundar en acciones también positivas que nos llevarán a materializar todo lo que está plasmado en nuestra mente. La simple perspectiva de que algo que anhelamos pueda hacerse realidad nos lleva a hacer el esfuerzo necesario, cuando muchas veces queremos darnos por vencidos. Es como vivir en un permanente estado de anticipación ante algo maravilloso que está por llegar.


Y para que veas que no estoy sola con esta idea, te dejo unas cuantas frases de personajes que también le dieron a los sueños la importancia y el lugar que se merecen en la vida.


Dios no te hubiera dado la capacidad de soñar sin darte también la posibilidad de convertir tus sueños en realidad. Héctor Tassinari


El mundo está en las manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y correr el riesgo de vivir sus sueños. Paulo Coelho


Los sueños no hacen daño a nadie si se trabaja detrás de ellos para hacerlos tan reales como sea posible. Frank W. Woolworth


Los sueños pueden ser realidades. Son lo que nos guía por la vida hacia una gran felicidad. Deborah Norville


Un hombre no envejece cuando se le arruga la piel sino cuando se arrugan sus sueños y sus esperanzas. Grafitti callejero

sábado, 17 de abril de 2010

Oportunidades de Mejora



En el mundo laboral en que me desenvuelvo, que es el area de los Recursos Humanos, tengo la oportunidad de entrevistar muchas personas, y siempre en esas conversaciones acostumbro a incluir la siguiente pregunta: ¿cuáles oportunidades de mejora consideras que tienes? Esa pregunta siempre motiva al candidato a pensar, sin embargo casi siempre son pobres los frutos que se recogen de ese pensamiento. Lo que quiero decir con esto es que cuando hago la pregunta, las personas casi nunca saben que van a responder.

Sin embargo, cuando tocamos el tema de las fortalezas o puntos positivos, generalmente la lista es larga y la fluidez verbal de mi interlocutor para darme la respuesta es espectacular.

Está muy bien que conozcamos nuestros puntos fuertes al dedillo, pero toma en cuenta que el ser humano no es unidimensional, y se supone que así como podemos responder rápidamente cuales son nuestros aspectos positivos, así mismo deberíamos saber cuales son esos aspectos no tan bonitos que tenemos que mejorar... ¿o es que acaso somos perfectos?

¿Cómo podemos hacer un compromiso para cambiar y mejorar lo que sabemos que estamos haciendo mal sino empezamos por admitirlo con humildad? ¿A quien queremos impresionar haciéndonos pasar por un híbrido entre la mujer maravilla y la mujer biónica? ¿o entre Superman y el Hombre Araña?

Quizá nos da temor o verguenza exponernos ante una persona desconocida, que tiene en sus manos la posibilidad de que obtengamos o no un empleo. Esa podría ser una de las razones, pero quiero que entiendan que nosotros como profesionales de la conducta humana no vemos todo en blanco y negro, pues sabemos que la vida está llena de distintos matices de gris.

Créeme, al menos en mis entrevistas, no descalifico a nadie porque me diga que su punto débil es que llora con facilidad, o que a veces actúa de forma impulsiva. Lo que valoro es la sinceridad de la persona al reconocer que tiene faltas y que desea trabajarlas para mejorar.

Así que date la oportunidad de viajar hacia tu interior y conocerte como un todo, no solo la parte buena, si no también aquella donde sabes que necesitas cambiar. Cuando logremos eso, sabremos que estamos creciendo y evolucionando.

martes, 13 de abril de 2010

Un pasito para atrás por favor!


Tomé prestado el estribillo de un viejo merengue nuestro, para hacer referencia a como nos pasamos la vida apuntando hacia una dirección, de una forma y otra. Nos pasamos el tiempo escuchando frases como: "Echando pa'lante", "Para atrás ni para tomar impulso", entre otros dichos populares. Pero siendo honestos, a veces para poder avanzar, tenemos que necesariamente dar un paso hacia atrás, extraer las enseñanzas que el pasado nos ha dejado, y simplemente seguir adelante.


Mientras ese proceso no se cumpla seguiremos estancados y nunca seremos libres. Ahora bien, cuando hagas un viajecito al pasado, procura no quedarte mucho tiempo allí, pues recuerda que lo que ya sucedió, hecho está y no hay posibilidad de cambiarlo. Así que permanece en ese lugar el tiempo estrictamente necesario para reflexionar sobre tus actos y luego procede a salir, poner en práctica lo que las experiencias anteriores te dejaron y prepárate para encarar el futuro con alegría y anticipación.


Personalmente, he tenido la oportunidad de poner esto en práctica y los resultados son maravillosos, pero la decisión de hacerlo está dentro de cada quien.


Así que cuando veas a alguien enfrascado en el pasado y negado a avanzar, empújalo suavemente con este consejito que con mucho cariño he publicado en el día de hoy, y si es tu caso particular, espero que estas palabras te sirvan para salir de la situación en que te encuentres.

lunes, 29 de marzo de 2010

El amor más grande de todos


¿Has escuchado con atención alguna vez, la canción de Whitney Houston, ¨The Greatest Love of All¨? Te traduciré un pequeño estribillo: "El amor más grande de todos es fácil de lograr, aprender a amarte a tí mismo, es el amor más grande de todos".


No es necesario tener un doctorado en ciencias de la conducta humana para saber que antes de poder externar cualquier tipo de amor, tenemos que empezar por amarnos nosotros mismos. Siendo sincera, podría asegurar que cuando amamos a otros, pero por nosotros mismos no sentimos ni siquiera afecto, ese amor que entregamos es disfuncional.


El amor propio se traduce en autoestima, y cuando la misma no existe en nuestro interior esto se refleja en la calidad de nuestras relaciones. La carencia de amor hacia nosotros mismos nos hace creer que cualquier cosa negativa que pase es porque nos la merecemos y vivimos con un permanente sentimiento de culpabilidad. Permitimos que nos atropellen, nos humillen o se burlen de nosotros, simplemente porque no nos damos nuestro justo valor, ni nos respetamos lo suficiente para ponerle freno a ese tipo de situaciones, o a esas personas desaprensivas que se aprovechan de nuestra debilidad.


Es vital sacar un espacio para reflexionar y descubrir todas las cosas maravillosas que tenemos en nuestro interior, que nos hacen ser personas valiosas, especiales, llenas de cosas buenas para compartir con los demás. Procura ver por tí mismo las virtudes de las que estás compuesto, y no esperes que sea otro que lo vea por tí.


Así que colócate en el lugar número uno en tu lista de prioridades, ámate, valórate y respétate para que otros puedan hacer lo mismo; de esta forma, estarás en la mejor condición de brindar un amor de la mejor calidad.


lunes, 22 de marzo de 2010

Mario Benedetti " No te rindas"

Amigos, aunque a veces tengamos ganas de tirar la toalla, nunca nos rindamos, que la recompensa valdrá la pena. Adelante!

sábado, 13 de marzo de 2010

El barullo de los sapos

Amigos y amigas, aquí les dejo esta reflexión que recibí, con la que muchas veces nos hemos identificado. De más está decir que seamos felices con el día a día sin agobiarnos por lo que creemos que pueda pasar mañana!!!


Muchos se angustian por problemas que, en su mayoría, nunca llegan a hacerse realidad. Sufren con anticipación, pensando e imaginando cosas que pudieran suceder. La mayoría de nuestras preocupaciones se deben a la falta de confianza en Dios.


Un hacendado fue a la ciudad y le preguntó al dueño de un restaurante si podía utilizar un millón de piernas de sapos. El dueño del restaurante quedó asustado y quiso saber dónde pretendía el hacendado conseguir tantas piernas de sapos. El hacendado le respondió: Cerca de mi casa hay un pequeño lago que está invadido e infestado de esos bichos. Son millares y hacen un barullo infernal, croando toda la noche. ¡Me estoy volviendo loco!


Quedó decidido, entonces, que el hombre le traería quinientos sapos por semana, durante algún tiempo. En la primera semana, el hacendado volvió al restaurante un poco avergonzado, pues traía en sus manos dos sapos. El comerciante le preguntó: ¿Dónde está mi pedido? El hombre respondió: Yo estaba totalmente engañado. ¡Había solo estos dos pequeños sapos en el lago! Ellos solos son los que hacían todo el barullo.


La próxima vez que alguien te critique o se ría de ti, acuérdate de que no son miles de sapos los que hacen todo el barullo, sino apenas dos sapitos. Mientras dos critican y ríen, cientos te apoyan y animan. Acuérdate de que las angustias y los problemas parecen mayores en la oscuridad. Hay una posibilidad muy grande de que, cuando llegue mañana y lo pienses mejor, el problema habrá disminuido su importancia o habrá desaparecido, quedando en su lugar un asunto de fácil solución. Lo mejor es dejar las preocupaciones en las manos de Dios.


Ten hoy un día feliz, sabiendo que Dios está en el control de tu vida.

martes, 2 de marzo de 2010

El saco de carbón


Un día, Jorgito entró a su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto. Su padre, lo llamó. Jorgito, le siguió, diciendo en forma irritada:

- Papá, ¡Te juro que tengo mucha rabia! Pedrito no debió hacer lo que hizo conmigo. Por eso, le deseo todo el mal del mundo, ¡Tengo ganas de matarlo!

Su padre, un hombre simple, pero lleno de sabiduría, escuchaba con calma al hijo quien continuaba diciendo:

- Imagínate que el estúpido de Pedrito me humilló frente a mis amigos. ¡No acepto eso!..Me gustaría que él se enfermara para que no pudiera ir más a la escuela.

El padre siguió escuchando y se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa, de donde tomó un saco lleno de carbón el cual llevó hasta el final del jardín y le propuso:

- ¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero? Hazte la idea de que es Pedrito y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él. Tírale todo el carbón que hay en el saco, hasta el último pedazo. Después yo regreso para ver como quedó.

El niño lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones pero como la tendedera estaba lejos, pocos de ellos acertaron la camisa.

Cuando, el padre regresó y le preguntó:

- Hijo ¿Qué tal te sientes?

- Cansado pero alegre. Acerté algunos pedazos de carbón a la camisa.

El padre tomó al niño de la mano y le dijo: – Ven conmigo quiero mostrarte algo.

Lo colocó frente a un espejo que le permite ver todo su cuerpo. ¡Qué susto! . Estaba todo negro y sólo se le veían los dientes y los ojos. En ese momento el padre dijo:

- Hijo, cómo pudiste observar la camisa quedó un poco sucia pero no es comparable a lo sucio que quedaste tú. El mal que deseamos a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros. Por más que queremos o podamos perturbar la vida de alguien con nuestros pensamientos, los residuos y la suciedad siempre queda en nosotros mismos.

Ten mucho cuidado con tus pensamientos porque ellos se transforman en palabras;
ten mucho cuidado con tus palabras porque ellas se transforman en acciones;
ten mucho cuidado con tus acciones porque ellas se transforman en hábitos;
ten mucho cuidado con tus hábitos porque ellos moldean tu carácter;
y ten mucho cuidado con tu carácter porque de él dependerá en gran medida tu destino.

domingo, 28 de febrero de 2010

Cuando ponemos amor en todo lo que hacemos, algo mágico ocurre


¿Te has dado cuenta de lo que sucede cuando las personas hacen las cosas con amor? Es casi 100% seguro que cualquier cosa que haga le va a salir bien. No puedo explicar el sentimiento que se lleva dentro cuando hacemos algo que nos gusta, pero es como un disparo de adrenalina y nos sentimos inspirados y a veces hasta invencibles. Hacer todo con amor nos aclara la mente, las ideas salen como un chorro de agua y cualquier obstáculo lo podemos enfrentar con nuestra mejor cara, ya que las soluciones también nos llegan a la cabeza como por arte de magia.


Para poder disfrutar de una sensación como la que estoy describiendo, es importante identificar que es lo que nos gusta hacer, aquello en lo que nos consideramos buenos y capaces. En el aspecto laboral, cuando amamos nuestro trabajo o profesión, ninguna carga resulta pesada, las horas se van volando y cuando te das cuenta ya es hora de irte a casa, pero te vas contento porque sabes que tuviste un día productivo, lleno de resultados y aunque estés agotado, te sientes feliz y no puedes esperar a que llegue el día siguiente, para seguir cumpliendo objetivos y seguir triunfando.


Cuando damos lo mejor de nosotros, se refleja en la calidad de lo que ofrecemos, sea esto amor, amistad, trabajo, deporte o cualquier otra cosa en la que estemos involucrados. Esto también ayuda a nuestra autoestima, ya que todo ese positivismo que le imprimimos a nuestras actividades hace que nuestra actitud sea la mejor, ya que te sientes como un ser maravilloso por dentro y por fuera.


Te exhorto a que descubras dentro de tí las cosas que disfrutas hacer, tanto en el plano personal como profesional y te garantizo que ya habrás alcanzado una parte del éxito. Ah! muy importante: procura contagiar a los que te rodean con ese mismo entusiasmo y estoy segura que paso a paso iremos cambiando el mundo a base de amor.


sábado, 13 de febrero de 2010

Cuatro leyes de la espiritualidad


EN LA INDIA SE ENSEÑAN ESTAS 4 LEYES DE LA ESPIRITUALIDAD


La primera dice: “La persona que llega es la persona correcta”, Es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.


La segunda ley dice: “Lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido” Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante.No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiese sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante.Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.


La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.


Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.Creo que no es casual que estén leyendo esto, si este texto llegue a nuestras vidas hoy; es porque estamos preparados para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!


Vive Bien, Ama y persigue siempre un estado de felicidad.

sábado, 6 de febrero de 2010

¿Qué hacer con las ratas?


Amigos lectores, disfruten este inspirador mensaje que me envió una amiga muy querida. Es increible como muchas veces nos agobiamos y nos dejamos envenenar por dentro con temores e ideas erróneas que nosotros mismos nos creamos. Me sentí tan identificada con esto que lo he querido compartir con ustedes.


Después la Segunda Guerra Mundial, un joven piloto decidió hacer una peligrosa y larga travesía, utilizando un pequeño avión monomotor. El reto era grande y requería de mucha energía y concentración. Avanzado en su viaje, sus instrumentos comenzaron a comportarse en forma extraña y, al investigar, se dio cuenta que llevaba una rata en el avión, que estaba royendo los cables.


Esto causaba que los instrumentos dieran lecturas incorrectas, lo cual probablemente tendría como consecuencia que el piloto tomara decisiones equivocadas, que, en su posición, serían fatales. En ese instante recordó algo que le había enseñado su instructor:- Cuando encuentres ratas en tu vuelo, en vez de gastar tu energía y ponerte en peligro peleando con ellas, ¡elévate! Elévate lo que más que puedas, las ratas no resisten la altura.


Algunas veces tenemos pensamientos y emociones que son como esas ratas. Las ratas en muchas ocasiones sólo son los fantasmas creados por nuestros miedos. Sólo toma distancia del suelo. Tu pasión es la gasolina de tus sueños, úsala para mirar hacia lo que quieres y no te distraigas mirando hacia loque no quieres. Recuerda que puedes dirigir tus controles hacia un universo entero de posibilidades. En vez de estar ocupado y preocupado con una rata, siéntete orgulloso de no dejarte sacar de tu rumbo.


Piensa que cuando llegues, no querrás recordar que te gastaste la mitad de tu viaje demostrándole a las ratas quién era el piloto. Recordarás, una vez más, como supiste dejar atrás los obstáculos. Vuela alto, tan alto como tus sueños, y cuando sientas los vientos y los peligros, no mires para abajo, siempre mira hacia arriba, porque ese es el sitio al que perteneces.


Feliz dia


P.D.: Sólo por hoy elige pensamientos y emociones positivas. Notarás la diferencia.

viernes, 29 de enero de 2010

Historia para pensar


Hace mucho que leí esta historia y la verdad es que me encantó. Afortunadamente la volví a recibir por correo electrónico y aquí la comparto:


Los japoneses siempre han gustado del pescado fresco. Pero las aguas cercanas a Japón no han tenido muchos peces por décadas. Así que para alimentar a la población japonesa los barcos pesqueros fueron fabricados más grandes para ir mar adentro. Mientras más lejos iban los pescadores más era el tiempo que les tomaba regresar a entregar el pescado. Si el viaje tomaba varios días, el pescado ya no estaba fresco. A los japoneses no les gusta el pescado cuando no es fresco. Para resolver el problema, las compañías instalaron congeladores en los barcos pesqueros.


Así podían pescar y poner los pescados en los congeladores. Además los congeladores permitían a los barcos ir aún más lejos y por más tiempo. Sin embargo, los japoneses pudieron percibir la diferencia entre el pescado congelado y el fresco, y no les gustó el congelado y se tenía que vender más barato.


Las compañías instalaron tanques para los peces en los barcos. Podían así pescar los peces, meterlos en los tanques, mantenerlos vivos hasta llegar a lacosta. Pero después de un tiempo los peces dejaban de moverse en el tanque. Estaban aburridos y cansados aunque vivos. Los japoneses también notaron la diferencia del sabor porque cuando los peces dejan de moverse por días, pierden el sabor 'fresco-fresco' . Los japoneses prefieren el sabor de los peces bien vivos y frescos, no el de peces que los pescadores les traían.


¿Cómo resolvieron el problema las compañías japonesas? ¿Cómo consiguieron traer pescado con sabor de pescado fresco? Si las compañías japonesas te pidieran asesoría, ¿qué les recomendarías?


(Mientras piensas en la solución.... Lee lo que sigue)


Tan pronto una persona alcanza sus metas, tales como empezar una nueva empresa, pagar sus deudas, encontrar una pareja maravillosa, o lo que sea, empieza a perder la pasión. Ya no necesitará esforzarse tanto. Así que sólo se relaja. Experimentan el mismo problema que las personas que ganan la lotería, o el de quienes heredan mucho dinero y nunca maduran, o de quienes se quedan en casa y se hacen adictos a los medicamentos para la depresión o la ansiedad.

Como el problema de los pescadores japoneses, la solución es sencilla. Lo dijo L. Ron Hubbard a principios de los años 50: ''Las personas prosperan, extrañamente más sólo cuando hay desafíos en su medio ambiente". Hubbard escribió en su libro - Los beneficios de los desafíos: "mientras más inteligente, persistente y competente seas, más disfrutas un buen problema".


Si tus desafíos son del tamaño correcto y si poco a poco vas conquistando esos desafíos te sientes feliz. Piensas en tus desafíos y te sientes con energía.
Te emociona intentar nuevas soluciones.
¡Te diviertes, y te sientes vivo!
Para mantener el sabor fresco de los peces, las compañías pesqueras ponen a los peces dentro de los tanques en los botes pero ahora ponen también ¡un TIBURÓN pequeño! Claro que el tiburón se come algunos peces, pero los demás llegan muy pero muy vivos. ¡Los peces son desafiados! Tienen que nadar durante todo el trayecto dentro del tanque, ¡para mantenerse vivos!!. En lugar de evitar los desafíos.


Si tus desafíos son muy grandes o son demasiados nunca te rindas. El fracaso te cansará aún más. Mejor reorganízate. Encuentra la determinación, la información, el conocimiento y la ayuda que requieras. Cuando alcances tus metas proponte otras mayores. Nunca debes crear el éxito para luego acostarte sobre él. Tú tienes recursos, habilidades y capacidades para lograr lo que tú sueñas, para hacer la diferencia, para lograr el cambio que te propones.


Así que, invita un tiburón a tú tanque, y descubre: ¡Qué tan lejos realmente puedes llegar!

viernes, 22 de enero de 2010

Superar las experiencias infelices: una gran meta


Todas las personas sin importar la edad han tenido experiencias infelices en su vida. Para un niño el deseo de poseer un juguete, la mascota que se perdió o se murió, podrían ser experiencias infelices.

En el caso de un adulto son muchas las experiencias que caen en esa categoría. Veamos: La pérdida de un gran amor, la de un trabajo, el ansiado proyecto para el que había sido seleccionado (a) y luego se tomó otra persona, en fin, la lista podría ser casi interminable, lo mejor sería que cada persona que lea esto haga su lista y piense como superó cada experiencia infeliz.

También los países tienen sus experiencias infelices, cuando eligen malos gobernantes, cuando su economía no crece a niveles que pueda estrecharse la brecha entre los que tiene mucho y loos que tienen muy poco o no tienen nada. También son experiencias infelices que se superan; si esto no ocurre así, entonces se cae en una crisis. Japón y Europa sufrieron los rigores de la guerra, sin embargo hoy son potencias económicas con un alto nivel de vida.

Toda experiencia infeliz tiene que dejar un aprendizaje, de lo contrario no experimentamos crecimiento. Quien no haya leído un clásico de la literatura mundial como Robinson Crusoe, entonces no sabe lo que significa superar una experiencia infeliz. Por eso quien no saca un aprendizaje de ella, cae en la categoría de mediocre.

Veamos algunas cosas interesantísimas que escribiera Albert Einstein:

- La creatividad nace de la angustia, como el día nace de la noche oscura.

- Es en las crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.

- Quien supera las crisis se supera a sí mismo. Quien atribuye a las crisis sus fracasos y penurias violenta su talento y respeta más los problemas que las soluciones.

La vida es una constante lucha desde antes de nacer, pero el problema que tienen muchas personas es que aún después de salir del vientre de su madre quieren seguir alimentándose mediante un cordón umbilical. Acabemos con las experiencias infelices poniendo todo nuestro talento al servicio de la solución y no como alimento del problema.

sábado, 16 de enero de 2010

18 CONSEJOS PARA VIVIR BIEN


1) Persigue metas posibles de ser alcanzadas
2) Siempre sonrie espontanea y genuinamente

3) Comparte con los otros

4) Ayuda a los necesitados
5) Manten tu espíritu joven

6) Relacionate con ricos, pobres, bonitos y feos

7) Sobre presion, mantente calmado!

8) Usa tu humor para aliviar el stress

9) Perdona a los que te incomodan

10) Ten a algunos amigos en quienes confiar

11) Coopera y consigue las mejores recompensas

12) Valoriza cada momento con quien amas

13) Manten en alto tu confianza y auto-estima

14) Respeta las diferencias

15) De vez en cuando, permite quebrar las reglas

16) Navega en Internet por placer

17) Corra riesgos calculados

18) ...Y comprende 'El Dinero no es todo'

domingo, 10 de enero de 2010

Vive como un perro


No me malinterpreten por el título de este artículo, y anímense a leer la bella historia citada debajo de estas líneas. Estoy segura de que serán palabras de sabiduría para tod@s.


SI ALGUIEN POR INSULTARTE,TE DICE: ¨TU VIVES COMO UN PERRO¨,DILE: ¿CÓMO, YO?: ¨ESE ES MI PROPOSITO, ¡PARECE QUE LO HE LOGRADO!.¨


Deberiamos aprender más de los perros, ésta es una gran lección. ¿Cuál es el propósito de un perro?

ME CUENTA UN AMIGO:

Siendo veterinario, fui llamado para examinar a un Sabueso Irlandés de 10 años de edad llamado Belker. Los dueños del perro: Ron, su esposa Lisa y su pequeño Shane, estaban muy apegados a Belker, y estaban esperando un milagro.

Examiné a Belker y descubrí que estaba muriendo de cáncer. Dije a su familia que no podíamos hacer ya nada por Belker, y me ofrecí para llevar cabo el procedimiento de eutanasia en su casa. Hicimos los arreglos necesarios, Ron y Lisa dijeron que sería buena idea que el niño de 6 años, Shane, observara el suceso. Ellos sintieron que Shane podría aprender algo de la experiencia.

Al día siguiente, sentí la familiar sensación en mi garganta cuando Belker fue rodeado por la familia. Shane se veía tranquilo, acariciaba al perro por última vez, y yo me preguntaba si él comprendía lo que estaba pasando. En unos cuantos minutos Belker se quedó dormido pacíficamente para ya no despertar.

El pequeño niño pareció aceptar la transición de Belker sin ninguna dificultad o confusión. Nos sentamos todos por un momento preguntándonos el porqué del lamentable hecho de que la vida de las mascotas sea mas corta que la de los humanos.


Shane, que había estado escuchando atentamente, dijo: ''Yo se porqué.''
Sorprendidos, todos volteamos a mirarlo. Lo que dijo a continuación me maravilló, nunca he escuchado una explicación más reconfortante que ésta.

En ese momento, cambió mi forma de ver la vida.

Dijo: ''La gente viene al mundo para aprender cómo vivir una buena vida -¿como amar a los demás todo el tiempo y ser buenas personas, verdad?''

El niño de 6 años continuó: ‘‘Bueno, como los perros ya saben como hacer todo eso, pues no tienen que quedarse por tanto tiempo como nosotros.‘‘

-Vive sencillamente.

- Ama generosamente.

- Quiere profundamente.

- Habla amablemente.

Recuerda, si un perro fuera tu maestro, aprenderías cosas como:
Cuando tus seres queridos llegan a casa, siempre corre a saludarlos.
Nunca dejes pasar una oportunidad para ir a pasear.
Deja que la experiencia del aire fresco y del viento en tu cara sea de puro éxtasis.
Toma siestas.
Estírate antes de levantarte.
Corre, brinca y juega a diario.
Mejora tu atención y deja que la gente te toque.
Evita morder cuando un simple gruñido sería suficiente.
En días cálidos, recuéstate sobre tu espalda en el pasto.
Cuando estés feliz, baila alrededor, y mueve todo tu cuerpo.
Deléitate en la alegría simple de una larga caminata.
Se leal.
Nunca pretendas ser algo que no eres.
Si lo que quieres esta enterrado, escarba hasta que lo encuentres.
Cuando alguien tenga un mal día, quédate en silencio, siéntate cerca y suavemente hazles sentir que estas ahí.


¡DISFRUTA CADA MOMENTO DE CADA DIA!