jueves, 24 de junio de 2010

No temas buscar ayuda


Siempre me he preguntado porque resulta tan dificil admitir que necesitamos ayuda, porque no podemos manejar solos ciertos desafios que la vida nos presenta. Quisiera encontrar la explicacion adecuada a ese complejo de Superman o Mujer Maravilla que casi todos parecemos tener, donde mostrarnos vulnerables o admitir que tenemos debilidades y necesitamos de otros para salir adelante es practicamente un pecado mortal.


Amigo o amiga, no se si te has dado cuenta de que Superman y la Mujer Maravilla son personajes de ficcion pero tu eres humano y yo tambien, por lo tanto tenemos sentimientos y emociones; no somos perfectos y es normal que en algun momento de nuestra vida sentir que flaqueamos y que hay situaciones que para poderlas resolver tenemos que recurrir a otros recursos, como por ejemplo la terapia.


Dificilmente encontremos a alguien lo suficientemente valiente y humilde a la vez que admita haber buscado en algun momento de su vida ayuda profesional de tipo psicologico o psiquiatrico, pues la mayoria de nosotros no esta preparado para manejar esa informacion, ni para entender que quien acude a este tipo de terapias no necesariamente tiene problemas mentales, sino todo lo contrario: ha podido identificar puntos que necesita mejorar para bien y ha decidido auxiliarse de un profesional en la materia para enderezar su camino sin dar palos a ciegas.


Si entiendes que tienes heridas pendientes de sanacion, emociones o sentimientos que requieren un cambio radical para poder ser un ente equilibrado y relacionarte mejor con quienes te rodean, te exhorto a que busques la ayuda o herramientas necesarias para superar eso que deseas erradicar de tu vida y que no te importe el que diran, pues al final de cuentas el unico que tiene que cargar contigo todos los dias eres tu.


Asi que adelante! Si no te sientes comodo contigo mismo y entiendes que hay espacio en ti para modificar conductas que te impiden ser feliz, no esperes mas y busca la ayuda necesaria para convertirte en el ser humano que realmente quieres ser.