lunes, 17 de septiembre de 2012

Las Coincidencias No Existen

Te ha pasado alguna vez, que te encuentras muy agobiado o preocupado, te han empezado a invadir pensamientos negativos, debido a alguna situación complicada que estés atravesando en el momento y de forma inesperada te llega un mensaje a tu correo, a tu celular, o recibes una llamada, que te transmite consuelo, nuevas fuerzas y sobre todo, mucha fe de que las cosas van a mejorar.
 
Ayer me encontraba particularmente preocupada y como decimos en buen dominicano, "dándole mucha mente" a una situación en particular, sin embargo, hoy desde temprano empecé a recibir mensajes alusivos a lo que me estaba sucediendo, motivándome a no perder la fé, dejándome saber que Dios siempre llega a tiempo, y que no podemos desesperarnos cuando las cosas no suceden cuando y como queremos, por que todo llega en el momento preciso en que estamos listos para recibirlo.
 
Muchas veces me he preguntado como es posible tanta coincidencia, que justo el día en que más necesito una palabra de aliento, la recibo de la forma y fuente más inesperada. Hasta he llegado a bromear, diciendo que Dios tiene mi correo y BB Pin, porque me envía sus mensajes en el momento justo. Ahora bien, lo más importante de todo esto es tener nuestros sentidos los suficientemente abiertos para poder interpretar lo que nos quiere decir y actuar en consecuencia.
 
Que bueno es saber, que a pesar de lo rápido que estamos viviendo, y de lo impersonal que nos vuelve la alta tecnología, El siempre encuentra la manera de hacernos saber que está ahí dándonos las respuestas que buscamos, en el tiempo que nos conviene.
 
En resumen, siempre he dicho que para mí no existen coincidencias, sino Diosidencias, donde todo ocurre en el lugar y momento preciso, para que lo podamos valorar y disfrutar, porque ya contamos con la madurez y preparación para hacerlo.