miércoles, 17 de octubre de 2012

Un día a la vez

Cambiar hábitos negativos no es tarea fácil, eso no es secreto para nadie. Pero una vez tomamos la firme decisión de hacerlo, podemos lograrlo,  y volvernos imparables hasta llegar al objetivo que nos hemos propuesto.
 
Lo importante, al momento de modificar nuestro modo de pensar y actuar, o nuestro estilo de vida, es tener muy clara la razón por la cual lo estamos haciendo, así como también cual es la meta a la que deseamos llegar.
 
Todo esto toma tiempo, y requiere de varios elementos:
 
- Consistencia
- Persistencia
- Disciplina
- Paciencia
 
No podemos pretender cambiar algo de la noche a la mañana, si tenemos años incurriendo en eso que ya no queremos que forme parte de nuestra vida. Por eso he titulado este artículo como "Un día a la vez".
 
No nos ofusquemos queriendo ver el panorama completo, ni pensando en lo lejos que está nuestra meta. Enfoquémonos en hacer algo nuevo cada día en pos de lograr lo que queremos. Si tomamos acción paso a paso, se nos hará el camino menos pesado y más llevadero.
 
De esta forma nuestros nuevos hábitos irán desarrollándose hasta formar parte de nosotros, casi sin que nos demos cuenta y se convertirán en tu rutina diaria.
 
Y si un día fallas, tienes la oportunidad de empezar de nuevo, así que te invito a que no esperes más. Plantéate tu objetivo, y ve tras él, un día a la vez.