domingo, 14 de agosto de 2011

Cómo quieres vivir tu vida?

¿Te has puesto a pensar en como quieres vivir tu vida realmente? Es muy fácil dejarnos llevar por la rutina, por el estrés que tanto abunda en esta época, o dejarnos envolver en el torbellino de cosas que tenemos que manejar día a día.

Te pido que hagas una pausa para que reflexiones si de verdad te sientes a gusto viviendo así, si lo que haces te gusta y te llena, o si simplemente estás sobreviviendo. Es muy importante pensar ahora en esto que te estoy planteando, porque en base a las respuestas que encuentres, dependerá tu calidad de vida por el resto de tus días.

Resultaría muy triste que cuando llegues a una edad avanzada te des cuenta que tu vida pasó sin pena ni gloria, y que quedaron engavetados muchos sueños por cumplir, quizá por miedo a lanzarnos hacia lo desconocido, o porque nos aferramos inútilmente a nuestra zona de confort.

Para ayudarte a hacer este análisis, te haré las siguientes preguntas y recomendaciones, las cuales espero que te ayuden a encontrar la respuesta:

1. ¿Te sientes contento haciendo lo que haces actualmente para ganarte la vida? Si es algo que disfrutas, y no sientes como si fuera un trabajo, entonces estás en el camino correcto. En caso contrario, si resulta para ti un fastidio o una carga, te recomiendo que pienses larga y profundamente si es algo que deberías continuar haciendo.

2. Además de tu trabajo, ¿estás realizando otras cosas para hacer tu vida más placentera y emocionalmente equilibrada? Si es así, te felicito, porque no todo el mundo puede darse el lujo de decir lo mismo. Si en este momento tu rutina solo se circunscribe a ir del trabajo a la casa, atender la familia y hacer los deberes cotidianos, por favor revísate, porque no estás actuando sanamente y eso atenta contra tu salud emocional, física y espiritual.

3. Si te sientes estancado, que no avanzas y por más esfuerzos que haces no logras salir del mismo lugar, es tiempo de replantear tu vida por completo, y tomar decisiones radicales. Da un poco de miedo enfrentarse con esta realidad, pero a veces hay que partir desde cero para dar un giro de 180 grados a nuestra existencia y poder llevar a la realidad nuestros sueños.

Amigo o amiga, si en este momento no estás donde realmente quieres estar, no tienes lo que verdaderamente deseas, o no estás realizando las cosas que en verdad te gustan y te hacen sentir una persona feliz, por favor deténte, haz una lista de todas las cosas que disfrutas y trazáte un plan de acción para llegar a ellas, sin importar lo difícil o doloroso que sea el mismo, o los paradigmas que tengas que romper para alcanzarlos, porque de lo contrario, en un futuro será muy triste darte cuenta que la vida se te fue entre los dedos y que simplemente viviste por vivir.

Finalmente, recuerda que no podemos dar lo que no tenemos, por lo tanto, si realmente no eres feliz en la posición o lugar en que te encuentras en este momento de la vida, difícilmente podrás brindar felicidad y bienestar a los que te rodean.