lunes, 2 de noviembre de 2009

Cuando nos perdonamos, somos libres


El perdón es uno de los sentimientos más nobles que existe y uno de los más difíciles de expresar, porque no es fácil soltar las riendas y dejar atrás el rencor, resentimiento o cualquier otra emoción negativa, u olvidarnos del mal que nos han causado. Sin embargo, antes de poder perdonar a otros, debemos empezar por perdonarnos a nosotros mismos. Me explico: ¿Cuántas veces te has debatido con un gran sentimiento de culpa porque fallaste en algo? Te recuerdo que eres humano, por lo que errar es parte de nuestra existencia. Para perfecto, solo está Dios. Si te equivocaste, busca la forma de aprender y enmendar, pero sigue adelante y suelta esa carga, pues lo que pasó ya forma parte del pasado.

Cuando nos perdonamos, limpiamos nuestra alma, sanamos emocionalmente, podemos tener una mayor claridad mental y nos hacemos libres. Sólo así estaremos preparados para brindar perdón a quien nos ha perjudicado de alguna manera.

Para concluir esta reflexión, te dejo estas bellas frases:

"Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar". Mahatma Gandhi

"El perdón es un regalo que se hace a los demás y a uno mismo con el fin de aliviar la carga del resentimiento o de la culpa: es un descanso merecido para el corazón". Walter Riso