jueves, 6 de agosto de 2009

Dos agujeros para escuchar y sólo uno para hablar


En el refranero popular encontramos:

Elogios e invitaciones al silencio


    El silencio es más elocuente que la palabra

    La palabra es plata y el silencio es oro

    Es mejor callar y esperar, que hablar y tener que rectificar

    Nunca rompas el silencio sino es para mejorarlo

    El silencio es el único amigo que jamás traiciona

    Es mejor ser rey de tu silencio que esclavo de tus palabras

    Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas

Censuras al exceso de palabras o palabrerías

    En boca cerrada no entran moscas

    El que mucho habla mucho yerra

    Habla hasta por los codos

    Habló, habló y habló y no dijo nada

    Por lo mucho que hablas, sabré como piensas

Podríamos hacer una larga lista de frases y refranes que invitan y elogian el silencio. Ninguno invita a que se hable sin parar, más bien censuran el exceso de palabras. Cabría preguntarse, ¿por qué?

El valor del silencio es tan alto que no creo que nadie pueda cuantificarlo; sólo cuando entras en una fase de silencio puedes entrar en contacto con la esencia de tu propio ser. El valor del silencio es tan grande que desde que el creador nos colocó en el mundo nos regaló dos agujeros para escuchar y solo uno para que nos comunicáramos.

Para muchas personas debió haberle dado la capacidad de la comunicación gestual, porque con la palabra hablada es muy poco lo que dicen. Aparte de los elogios que la sabiduría popular nos ha enseñado, son muchos los beneficios que obtenemos del silencio; veamos algunos:

    El silencio respetuoso serena los ánimos, examina nuestro mundo interior e invita a la reflexión.

    Cuando hables procura que tus palabras sean mejores que tu silencio (Proverbio hindú)

    El silencio tiene vida propia, la que nosotros tengamos en nuestro interior

    Saber callar por no tener nada que decir, te acerca a la sabiduría

Para concluir, me gustaría que me contaras si en algún momento guardar silencio te sacó de una situación difícil, y que utilidad ha tenido en tu vida esta virtud que no todos practican.