miércoles, 14 de octubre de 2009

El tiempo se mueve ¿y tú?


Este es el título de un fragmento del libro que estoy leyendo actualmente, "¡Sólo toma un minuto cambiar tu vida!" del orador motivacional Willie Jolley. Dado que el tema del tiempo es simplemente fascinante, por la facilidad con la que los seres humanos hacemos mal uso de él y lo desperdiciamos desconsideradamente, me atrevo a compartir esta lectura, con la esperanza de que la misma llegue al corazón de todo el que la lea.

"Amigos, el tiempo no espera a nadie. Sigue adelante y sigue así. No se detiene para nada ni para nadie. No importa cuánto dinero tienes, cuánto poder tienes, o cuanto prestigio - el tiempo sigue su rumbo; por lo tanto, tienes que respetarlo y usarlo sabiamente, porque al tiempo no le importa quién eres. El tiempo es el gran ecualizador. Desde su punto de vista, todos somos iguales. Le da los mismos dividendos a los ricos y los pobres, a los poderosos y a los débiles, a los grandes y a los pequeños. Todo el mundo tiene la misma cantidad de tiempo, veinticuatro horas por día, ni un minuto más. La clave del éxito no es el tiempo que tienes. La clave es lo que haces con el tiempo con el tiempo que tienes. ¿Cómo utilizas tu tiempo? ¿Lo usas sabiamente, o desperdicias tus preciosos minutos? ¿Llenas tu vida con desperdicio de tiempo, o llenas tu tiempo construyendo tu vida? Tu éxito o tu fracaso dependen de cómo utilizas tu tiempo. Este se mueve...¿Y tú?

Cada minuto es precioso porque no se puede reemplazar. Una vez que se ha gastado el día, no podemos cambiar el tiempo que ha pasado. Cada día es una unidad de tiempo individual y no puede ser revivido. Una vez que se va, se acaba, entonces lo debemos usar sabiamente, porque no tenemos garantía de cuánto tiempo tenemos en esta tierra.

Mi amigo Steve Hardiman me envió una maravillosa cita que dice: "Lo que hago hoy es importante porque estoy pagando un día de mi vida por ello. ¡Lo que logro, vale la pena porque el precio es alto!" ¡Amigos, es crítico que usemos nuestros minutos sabiamente porque el precio...es alto!"