miércoles, 1 de julio de 2009

¿Como enfrentamos la adversidad?


Es muy probable que en algún momento de nuestras vidas nos hayamos tenido que enfrentar con la adversidad, ya sea porque hemos perdido a un ser muy querido, sufrimos una ruptura amorosa, nos hemos quedado sin empleo, o hemos sufrido algún revés en nuestra salud o nuestras finanzas.


Hay que estar claro en que la vida es como una montaña rusa, con altas y bajas, así que la clave está en saber manejar adecuadamente esos momentos en que nos vemos frente a un contratiempo o un obstáculo.


Debemos tener en cuenta que las experiencias negativas no son el fin, simplemente un pequeño desvío, para que hagamos una pausa, planteemos nuevamente nuestros objetivos y tomemos un enfoque diferente para hacer las cosas. Ha quedado demostrado que los obstáculos del camino son los que nos hacen más fuertes, nos hacen crecer como seres humanos; es cuando se dispara nuestra creatividad y nos damos cuenta del material que estamos hechos.


Ahora bien, ¿cómo convertimos la adversidad en oportunidad? Aquí comparto nueve pasos que nos sirven de herramienta para lograrlo. Los mismos son planteados por el autor Willie Jolley en su libro El Reto:


1. Perspectiva ¿Cómo lo ve? ¿Es un contratiempo o una oportunidad para crecer?


2. Reconozca que así es la vida. No lo tome de manera personal


3. Concéntrese en la meta. ¡Si el sueño es lo suficientemente grande, los problemas no importan!


4. Tome decisiones. ¿Ha sufrido un contratiempo? ¿Ahora, qué va a hacer al respecto?


5. ¡No entre en pánico! ¡Decida permanecer calmado, permanecer en su sitio y permanecer positivo!


6. Actúe en forma persistente y determinada


7. Asuma la responsabilidad. Enfréntela, rastréela, bórrela, reemplácela.


8. ¡Tenga Fé! ¡Usted está bendecido y es altamente favorecido!


9. ¡Recuerde que todo es bueno! ¡Tenga una actitud de gratitud!


Si seguimos estos pasos, estoy segura que al final los frutos que recogeremos serán maravillosos, y nos sentiremos orgullosos de nosotros mismos porque nunca nos rendimos.