miércoles, 15 de julio de 2009

Renovación - El águila

Quizá alguna vez todos hayamos pasado por un proceso similar al del águila, en el que tenemos que terminar con hábitos, relaciones o costumbres que no son saludables para nosotros. Es un proceso doloroso, pero al final, las recompensas son infinitas. Tengamos el valor de ser como el águila y renovarnos cuando sintamos que ya no tenemos fuerzas para continuar. De este proceso saldremos victoriosos, con nuevos bríos para disfrutar de todo lo que nos aguarda el futuro.