lunes, 13 de julio de 2009

La importancia de la gratitud




En estos tiempos, un valor tan bonito como la gratitud parece haberse perdido. Aparentemente hemos adquirido una idea (errada, por cierto), de que los demás están obligados a servirnos o a concedernos favores. ¿Cuantas veces ha sucedido, que por un gesto de amabilidad de otra persona, se nos ha hecho más simple la vida, y generalmente ni las gracias le hemos dado?

Ser agradecido no cuesta nada, con el simple hecho de expresarlo genuinamente a quien nos ha hecho un bien, ya vamos avanzando. También ayuda brindarle afecto, hacerle una llamada telefónica, un gesto cordial, un simple saludo o una sonrisa, que le haga sentir al otro que es importante para nosotros. Otra forma muy importante de mostrar gratitud es estar ahí cuando nos necesiten, brindar nuestra colaboración sin esperar nada a cambio.

No podemos permitir que la velocidad en que estamos viviendo nos lleve a que se pierdan estos valores, que sirven para dar mayor calidad a nuestras relaciones interpersonales y hacen la vida más llevadera.

No pienses en que las cosas se te tienen que facilitar por el simple hecho de ser tú. Se humilde y agradecido con quien te haya hecho un favor, sin importar quien sea, como luzca o a que clase social pertenezca. Recuerda que NADIE está obligado a hacerte la vida más cómoda.

Como reflexión final te dejo con un bello Proverbio Chino que dice:


¨Cuando bebas agua, recuerda la fuente¨.